Tamaulipas.- La promesa de militarizar la frontera con México, hecha por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha comenzado cumplirse.

Esta mañana, los límites con ciudad Miguel Alemán, en Tamaulipas y Roma Texas, han comenzado a ser vigilados por tropas nacionales a un costado del Río Bravo.

Con este despliegue de seguridad, se pretende combatir como nunca antes la migración ilegal y el tráfico de drogas.

Alrededor de 250 elementos militares son los que harán sinergia y reforzarán a los agentes de la Patrulla Fronteriza, en la actualidad hay más de 20 mil agentes entre Estados Unidos y México, así como diversas agencias federales en torres de video vigilancia.

Ante la decisión del mandatario norteamericano, Enrique Peña Nieto pidió al presidente estadunidense que no desahogue hacia México su “frustración por asuntos de política interna”, y le instó a trabajar la relación bilateral mediante el respeto mutuo. (Multimedios.com)