Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continúa dando revés a las medidas proclamadas por su antecesor Barack Obama: este miércoles anuló la medida que permitía que en las escuelas públicas los alumnos transexuales puedan usar baños y vestuarios que prefieran en función del género con el que se identifiquen.

De acuerdo con información de la agencia EFE, el fiscal general Jeff Sessions argumentó que la decisión “producía demasiada confusión a nivel local y no incluía un análisis legal suficiente sobre cómo esa iniciativa era coherente con los poderes que la Constitución otorga al Ejecutivo”.

La decisión implicó, según el despacho, que Trump diera la razón a los estados gobernados por republicanos que criticaron que en mayo pasado Obama se excedió en su poder al proclamar dicha norma que amenazaba con quitar fondos federales a las escuelas que no permitieran a los alumnos usar los baños de su elección.

Sessions aseguró que con la nueva medida, el Congreso, los parlamentos estatales y los gobiernos locales “están en condiciones de adoptar políticas o leyes apropiadas que aborden esta cuestión”.

Además, el Departamento de Justicia “mantiene su compromiso” de proteger de la discriminación, la intimidación y el acoso a “todos los estudiantes”, incluidos aquellos que pertenecen a la comunidad lésbica, gay, bisexual y transexual (LGBT).

Según EFE, el cambio en la posición del gobierno estadunidense no tendrá un impacto inmediato, pues la medida de Barack Obama fue bloqueada en agosto pasado por el juez federal de Texas, Reed O’Connor a petición de 13 estados.

Sin embargo, sí impactará en los litigios pendientes de resolver, incluido un caso previsto para atender en el Tribunal Supremo en marzo próximo. Se trata de la situación de Gavin Grimm, un joven de Virginia que se identifica como hombre y fue obligado en su escuela a usar los baños para mujeres.

Con la nueva medida, la máxima Corte podría anular la audiencia pendiente y devolver el caso de Grimm a cortes inferiores. (Proceso.com.mx)