Estados Unidos.- El presidente Donald Trump le deseó a Estados Unidos un feliz Día de la Independencia este miércoles y reservó una dedicatoria especial a los “héroes estadounidenses” cuyo sacrificio, dijo, ayudó a la nación a ganar la independencia hace 242 años.

Trump tuiteó un corto video con los mejores deseos suyos y de la primera dama, Melania Trump. En las próximas horas, la pareja será anfitriona de un picnic para las familias de militares en la Casa Blanca, al que le seguirá un concierto y fuegos pirotécnicos en el Explanada Nacional.

Nuestra libertad se ha ganado a través de la sangre, sudor y sacrificio de los héroes estadounidenses”, dijo Trump.

Trump salió de la Casa Blanca el miércoles en la mañana vestido con una camisa blanca de manga corta, pantalones negros y una gorra, y fue trasladado a través del río Potomac en dirección al club de golf privado del cual es propietario en el norte de Virginia.

La Casa Blanca no confirmó de inmediato que estuviera en el club. A la prensa no se le permitió acompañarlo a su destino, como suele ser con prácticamente todos los viajes presidenciales.

Trump entró en el ambiente del Día de la Independencia un día antes al celebrar a los miembros activos del servicio militar durante un homenaje al ejército la noche del martes en White Sulphur Springs, Virginia Occidental. En la cena benéfica “Homenaje al Servicio”, Trump elogió a los “estadounidenses de todas las generaciones” que han revistado en las fuerzas armadas.

Los estadounidenses celebrar este miércoles el Día de la Independencia con fuegos artificiales, y para algunos, con un renovado sentimiento de orgullo por su nación de 242 años.

Sin embargo, para otros, la sensación de división en Estados Unidos pesa mucho en el feriado nacional por excelencia.

Desde Nueva York hasta Nuevo México, los actos del 4 de julio celebrarán lo que une a los estadounidenses. La lista de actividades es amplia: hay desde citas elaboradas como la exhibición pirotécnica Macy’s July Fourth, a otras pensadas para darse atracón como el concurso de comer “hot dogs” de Nathan’s Famous u otras más simples como una barbacoa en el patio.

Pero en un país sacudido por el debate sobre lo que significa ser estadounidense, hay competencia incluso en la retransmisión por televisión de los actos del Día de la Independencia en la capital, Washington DC.

La Casa Blanca ha contraprogramado la emisión de PBS del espectáculo de música y fuegos artificiales desde el West Lawn del Capitolio, con su propio concierto. (Noticieros.televisa.com)