Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió a los republicanos de la Cámara de Representantes que dejará en su lugar el plan de salud conocido como Obamacare y pasará a trabajar en la reforma fiscal si no votan el viernes a favor de su legislación de reemplazo.

No estaba claro el jueves en la noche si Trump y los líderes republicanos que elaboraron el proyecto de ley tenían el apoyo suficiente para conseguir su aprobación, por lo que se arriesgan a sufrir una derrota en su primer intento de legislación importante.

“Hemos estado prometiendo al pueblo estadounidense que vamos a derogar y sustituir esta ley defectuosa porque está colapsando y fallando a las familias, y mañana avanzaremos”, dijo el presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, a la prensa tras una reunión. Ryan no respondió cuando los reporteros le preguntaron si había asegurado los votos para aprobar el plan.

Ryan y los líderes en la Cámara de Representantes se vieron obligados a posponer más temprano el jueves una votación sobre su plan de salud, conocido formalmente como la Ley de Cuidado Sanitario en Estados Unidos, en un revés embarazoso para Trump.

La jornada estaba destinada a darle una victoria simbólica a los conservadores, ya que Trump y los líderes republicanos de la Cámara habían planeado que la votación se realizara a siete años de que el presidente demócrata Barack Obama convirtiera en ley su proyecto de salud.

Los republicanos más conservadores se quejan de que la reforma es demasiado parecida al Obamacare, y algunos moderados se muestran preocupados por la posibilidad de que debilite la cobertura sanitaria para millones de votantes.

Por la tarde, Trump envió a sus representantes a un encuentro en el Capitolio con un ultimátum: que había terminado de hablar. Según el representante Chris Collins de Nueva York, el director de presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo que Trump quería una votación.

“El presidente dijo que quiere una votación mañana, a favor o en contra” dijo Collins. “Si por alguna razón el resultado es desfavorable, vamos a seguir adelante con las partes adicionales de su agenda” como la reforma fiscal, agregó Collins a la prensa tras salir de la reunión. (ElEconomista.com.mx)