Washington.- El presidente estadounidense Donald Trump hablará por teléfono este sábado con el presidente francés François Hollande, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente ruso Vladimir Putin, anunció este viernes su portavoz.

El nuevo presidente republicano recibe este viernes en la Casa Blanca a la primera ministra británica Theresa May para hablar sobre la era post-Brexit y dar un nuevo impulso a la “relación especial” entre Estados Unidos y el Reino Unido.

“Aprovechando al máximo la primera semana — mañana @POTUS hablará por teléfono con los líderes de Francia, Alemania y Rusia”, escribió el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en Twitter.

Más temprano, el el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, anunció la llamada. “Confirmo que está prevista una entrevista telefónica el sábado”, declaró en una rueda de prensa.

La conversación tendrá lugar al terminar la tarde, hora de Moscú y será el primer contacto oficial por teléfono entre ambos mandatarios desde la investidura de Trump el 20 de enero.

Los dos ya habían hablado por primera vez por teléfono en noviembre, poco después de la elección de Trump, y acordaron “normalizar” las relaciones entre Moscú y Washington, deterioradas por el conflicto en Ucrania, entre otras causas.

“La costumbre dicta que en este tipo de contactos haya un intercambio de puntos de vista sobre los principales parámetros actuales de las relaciones bilaterales”, declaró Peskov agregando que Putin quiere felicitar a su homólogo por su investidura.

“Con respecto al fin de las sanciones, no se sabe nada y de lo que entendí, las fuentes [que lo evocan] son anónimas. No sé en qué medida pueden corresponder a la realidad”, afirmó el portavoz.

“Se trata del primer contacto telefónico tras la investidura del presidente Trump, hay pocas posibilidades de que esto lleve a una conversación de fondo sobre todos los temas”, subrayó, y dijo que hay que ser “pacientes”.

Durante toda la campaña electoral Trump, el 45º presidente de Estados Unidos, fue acusado por la candidata demócrata Hillary Clinton de ser la “marioneta” de Vladimir Putin.

En diciembre, poco antes de irse de la Casa Blanca, el expresidente Barack Obama tomó medidas de represalia contra Moscú por haber intentado influir en la campaña electoral que llevó a Trump al poder.

Trump ha elogiado en varias ocasiones las cualidades de dirigente de Putin y dijo esperar tener una “muy buena relación con él”. Putin ha calificado a su vez a Trump de “hombre brillante y lleno de talento”. (ElFinanciero.com.mx)