Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pagó 38 millones de dólares en impuestos por ingresos por más de 150 millones de dólares en el 2005, informó el martes la Casa Blanca, en respuesta a un reporte de MSNBC que dijo que la cadena había obtenido dos páginas de la declaración tributaria.

La anfitriona de MSNBC Rachel Maddow dijo que recibió los documentos del periodista David Cay Johnston, quien declaró en su programa que los recibió por correo.

La declaración de impuestos, que MSNBC publicó en su sitio de Internet, muestra que Trump pagó una tasa efectiva de impuestos federales del 25% en el 2005 después de amortizar 100 millones de dólares en pérdidas.

Trump se ha negado reiteradamente a entregar sus declaraciones de impuestos, lo que generó críticas durante su campaña el año pasado y la especulación de sus rivales políticos de que estaba escondiendo algo.

El New York Times informó en octubre que Trump declaró una pérdida de 916 millones de dólares en 1995, lo que le habría permitido evitar el pago de impuestos federales por hasta 18 años, según registros obtenidos por el periódico.

Sin embargo, la declaración publicada por MSNBC el martes mostró que el empresario pagó impuestos en el 2005. La declaración no indica si pagó impuestos en otros años o lo mucho que podría haber cancelado.

El Washington Post informó el año pasado que Trump no pagó impuestos federales sobre la renta durante al menos dos años a finales de la década de 1970.

La Casa Blanca informó en un comunicado el martes que Trump, como jefe de la Trump Organization, tenía la responsabilidad “de no pagar más impuestos que lo exigido por ley”.

Los presidentes y aspirantes a la Casa Blanca de los grandes partidos han divulgado habitualmente sus declaraciones de impuestos a las ganancias. Trump dice que no ha dado a conocer sus declaraciones de impuestos porque se encuentran bajo una auditoria del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en inglés). Expertos dicen que una auditoría del IRS no impide que alguien divulgue sus documentos. (ElEconomista.com.mx)