Estados Unidos.- La promesa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de utilizar fondos existentes para comenzar la construcción inmediata de un muro en la frontera con México se topó con un obstáculo financiero, según un documento al que la agencia británica Reuters tuvo acceso.

El rápido inicio de la construcción, prometido por Trump durante su campaña electoral y respaldado por un decreto emitido en enero sobre seguridad fronteriza, debe ser financiado, de acuerdo a la Casa Blanca, “con fondos y recursos existentes” del Departamento de Seguridad Nacional.

Pero hasta ahora, el Departamento de Seguridad Nacional sólo ha identificado 20 millones de dólares que pueden ser redirigidos al proyecto de varios miles de millones de dólares, según el documento preparado por la agencia y distribuido al personal del Congreso la semana pasada.

El documento dice que los fondos deberían ser suficientes para cubrir un puñado de contratos sobre prototipos de muros, pero no alcanzará para empezar la construcción. Eso significa que, para que la medida tome forma, la Casa Blanca tendrá que convencer al Congreso para que le conceda fondos apropiados.

Un informe previo, reportado anteriormente por Reuters, estimó que la totalidad de la barrera fronteriza en el límite sur de Estados Unidos costaría 21 mil 600 millones de dólares, unos 9.3 millones de dólares por cada milla de una valla o 17.8 millones de dólares por cada milla de un muro.

Ataca a Obama

El presidente de los EE.UU., Donald Trump, ha acusado a su predecesor Barack Obama de estar “detrás” de las protestas que se están viviendo en las poblaciones gobernadas por los republicanos y también de las filtraciones a la prensa de información sobre su Gobierno provenientes de la Casa Blanca.

En un avance de una entrevista realizada en Fox News y que se emitirá hoy el presidente asegura: “Creo que está detrás”. Trump también afirma que cree que “su organización” está detrás de las filtraciones. No obstante, el mandatario matiza que entiende que “esto es política” y que cree que continuará.

Respecto al expresidente Obama, se ha mantenido en un segundo plano desde que acabara su mandato, y sólo rompió su silencio el 30 de enero para afirmar que “los valores estadounidenses están en peligro”, al tiempo que señaló estar “alentado” por el compromiso social en el país contra las medidas migratorias adoptadas por Trump.
“Ciudadanos ejerciendo su derecho constitucional de reunión, organización y haciendo que sus voces sean escuchadas por los oficiales electos es exactamente lo que esperamos ver cuando los valores estadounidenses están en peligro”, informó el portavoz de Obama, Kevin Lewis, en un comunicado.

Toby Smith, un niño de 7 años, defendió a los mexicanos durante una reunión comunitaria con el senador republicano de Arkansas, Tom Cotton.

El pequeño fue el último en tomar la palabra durante la audiencia. Con un conmovedor mensaje, Toby aseguró que a él le gustan los mexicanos y mostró su rechazo a las políticas de Donald Trump, en contra de los migrantes.

“Donald Trump piensa que un muro es más importante que los juegos de los niños, pero para los niños es más importante y Donald Trump hace que los mexicanos no sean importantes para la gente que está en Arkansas que sí le caen bien los mexicanos como a mí, mi abuela y todos mis primos”, dijo Toby, quien fue ampliamente aplaudido.
Después de las palabras del niño, el senador le preguntó la edad y le dio gracias por participar.

Los caprichos de Melania

Mantener el nivel de vida de un millonario es muy costoso. Si éste es además presidente de los Estados Unidos y se llama Donald Trump, el gasto federal puede llegar a ser desorbitado.

Ante el evidente aumento del gasto desde que el magnate llegara a la Casa Blanca, el senador de la minoría demócrata en el Congreso, Chuck Schumer, ha incrementado la presión sobre el presidente Donald Trump y el gobierno federal por aceptar los costes que supone mantener al presidente y sus ‘respiros’ de fin de semana en Florida, a la primera dama y su estancia en Nueva York, o a los hijos del magnate que viajan por todo el mundo ocupándose de negocios familiares y acompañados de personal de seguridad.

La CNN cifraba en un millón de dólares diarios lo que supone mantener en Nueva York a 200 agentes federales protegiendo la Torre Trump, a la primera dama Melania y a su hijo Barron. Schumer, sin embargo, rebaja la cifra diaria a la mitad, aunque estima que el coste puede alcanzar los 180 millones de dólares anuales.

Sólo el que Melania mantenga sus planes de permanecer en Nueva York hasta que Barron finalice el curso escolar podría superar los 70 millones de dólares antes de medio año. Para poner la cifra en una escala comparativa, cabe resaltar que las vacaciones del presidente Obama en ocho años de mandato supusieron en total 96 millones de dólares.

A lo que se gasta en mantener a Melania en Nueva York, se suman además los viajes de cada fin de semana. La primera dama se reúne con Trump en su mansión de Florida y estos viajes no salen gratis a las arcas federales. Las excentricidades y caprichos millonarios del presidente y su amplia familia acabarán costando al contribuyente. De hecho, ya hay cálculos que afirman que cada fin de semana fuera de la Casa Blanca, en la que ya se conoce como ‘La Casa Blanca Sureña’ en Mar-a-Lago (Florida), supera los tres millones de dólares.

Así viven Melania y Trump

La relación del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa Melania, ha sido objeto de polémica desde que el magnate llegó a la Casa Blanca.

Los constantes desaires del magnate hacia la Primera Dama han generado polémica y ahora con la difusión de un nuevo video en dónde la ex modelo tiene una reacción extraña cuando su esposo le toca un hombro, la controversia se ha reavivado.

En el material, grabado durante un evento realizado en el aeropuerto de Orlando Melbourne, en Florida, se observa cómo Melania ofrece un discurso por todo los presentes.

De repente, el Presidente Trump pasa detrás de ella y le toca un brazo, pareciera, a manera de respaldo. (Debate.com.mx)