Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió el “gran avance” en las conversaciones con Corea del Norte luego de acordar encontrarse con Kim Jong-un en lo que sería una cumbre sin precedentes.

“Kim Jong-un habló sobre la desnuclearización con los representantes de Corea del Sur, no solo de un congelamiento”, tuiteó Trump el jueves en Washington. “Además, no hubo pruebas de misiles por parte de Corea del Norte durante este período. Se están logrando grandes progresos, pero las sanciones se mantendrán hasta que se llegue a un acuerdo. ¡La reunión ya se está planeando!”.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, había dicho antes que la reunión se haría en “un lugar y momento por determinar”. El anuncio fue hecho por el jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, quien dijo a periodistas en Washington que Kim estaba ansioso por conocer a Trump y que la reunión tendría lugar en mayo.

La noticia dejó atónita a la comunidad de seguridad nacional de Estados Unidos, que durante mucho tiempo ha sido escéptica sobre las intenciones de Corea del Norte. Las reuniones presidenciales generalmente se han visto como una zanahoria para sellar un trato más que para iniciar negociaciones.

Los mercados bursátiles asiáticos avanzaron este viernes luego del anuncio, que en cierto momento hizo caer al yen, un refugio en momentos de tensión, por la mayor cantidad en dos semanas frente al dólar. Como ya ha ocurrido en el pasado frente a noticias geopolíticas sobre Corea del Norte, las reacciones inmediatas comenzaron a desvanecerse a medida que avanzaba la sesión bursátil.

Un funcionario al tanto de las discusiones dijo que Estados Unidos no hizo concesiones para allanar el camino a una reunión y que no se está retractando en cuanto a aplicar sanciones o la máxima presión.

Zona desmilitarizada

El lugar de la reunión y los detalles, como quién estará presente, no se han decidido, dijo un funcionario gubernamental, que añadió que Trump planea hablar pronto por teléfono con el presidente chino, Xi Jinping. Kim se reunirá el próximo mes con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, al otro lado de la frontera en la zona desmilitarizada, la primera vez que sale de Corea del Norte desde que se convirtió en el líder supremo.

Trump venía considerando la posibilidad de conversaciones directas desde hace un tiempo, dijo el secretario de Estado Rex Tillerson a periodistas en Yibuti este viernes. “Esa es una decisión que el presidente tomó por sí mismo”, agregó después de hablar con el mandatario más temprano. El funcionario dijo que tomará “algunas semanas” decidir el momento y la ubicación del encuentro.

Kim se ha comprometido a deshacerse de sus armas nucleares y se abstendrá de realizar pruebas nucleares o de misiles, según Chung, el asesor de seguridad nacional de Corea del Sur, que estuvo en la capital estadounidense esta semana para informar a funcionarios sobre su viaje a Pyongyang para reunirse con Kim. El líder norcoreano también entiende que los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur deben continuar, dijo Chung, y agregó que la campaña de presión seguirá “hasta que Corea del Norte haga coincidir sus palabras con acciones concretas”.

Los enviados de Corea del Sur conversaron con Trump durante unos 45 minutos, según un funcionario de la oficina presidencial del país. Chung le dijo a Trump que sentía que Kim hablaba con franqueza y era sincero, y al mismo tiempo advirtió que los errores del pasado no deberían repetirse. Hicieron pública su discusión a pedido de Trump, dijo el funcionario. (ElFinanciero.com.mx)