Tamaulipas.-  La Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) prepara la creación de un Centro de Información Económica, con la finalidad de dar continuidad a los proyectos productivos que se han realizado en zonas como el Altiplano Tamaulipeco.

El director de la Facultad de Comercio y Administración Victoria (FCAV), Juan Antonio Serna Hinojosa, refirió que el proyecto del Centro de Integración de Información Económica y de Desarrollo, forma parte de los esfuerzos en materia de investigación que realizan los ocho cuerpos académicos conformados por investigadores y alumnos de licenciatura y de posgrado.

“El Centro va a integrar toda la información relacionada con los proyectos productivos en el estado, como el que se realiza en la zona del altiplano que incluye además de la producción, las llamadas cadenas de valor y de producción, para buscar la manera de que a los productos se les dé el valor agregado para que puedan ofrecerse a empresas y organismos nacionales y extranjeros”, dijo.

Refirió que han estado trabajando con instancias como las secretarías de Economía y de Agricultura, para organizar a los productores y hacerlos empresarios a través de esquemas como las PYMES. “Se va a recabar información de lo que se produce actualmente, así como las necesidades, para poder potenciar a los productores en pequeñas y medianas empresas, ha faltado información para que sean más productivos y generen más recursos”, destacó.

“Tamaulipas es una entidad muy rica en agricultura y ganadería, pero además es estratégico, porque somos vecinos de estados muy importantes económicamente del país y son áreas de oportunidad que se deben aprovechar”, subrayó.

Recordó que a través de proyectos en zonas productivas han descubierto potencial en productos como el cabrito, que la mayoría de las veces se vende sin valor añadido a distribuidores de otros estados y luego regresa procesado a venderse a precios altos en tiendas de Tamaulipas.

“Por ejemplo está el caso de la producción del cabrito necesita ese valor agregado, el orégano también, porque no se están comercializando adecuadamente, así como otros productos, como el chile piquín”, anotó.

“La producción familiar se puede organizar a través de esquemas de transferencia del conocimiento, para darle ese valor agregado a los productos y que se puedan vender mejor”, puntualizó. (20minutos.com.mx)