Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El programa de protección al Jaguar en Tamaulipas ha permitido identificar y ubicar vía satelital al menos seis de estos animales en peligro de extinción; una de las hembras tiene al menos dos cachorros, informó Carlos Alejandro Garza Peña, vocal ejecutivo de la Comisión Estatal de Vida Silvestre de Tamaulipas.

Destacó que durante la presente administración estatal se promovió el ordenamiento y manejo de las poblaciones animales silvestres, para favorecer el equilibrio de los ecosistemas naturales, en ese sentido el programa de atención a ese felino ha cumplido una tarea muy importante.

Dentro del seguimiento de este programa, informó el funcionario ya son seis los jaguares que se tienen ubicados a través de collares satelitales y el programa sigue dando resultados.

Hace dos semanas atrapamos una hembra que es la segunda generación que tenemos con collar, esa hembra estaba preñada en abril y ahora ya tiene dos cachorros, lo sabemos porque tenemos cámaras fotográficas, cámaras de fototrampeo, de esa manera hemos visto la hembra con su collar y entonces vemos que trae dos cachorros”, comentó.

Garza Peña dio a conocer que se atrapó para revisar el collar y el estado de salud en que está la hembra, posteriormente se volvió a soltar, en este proceso no se durmió debido a que está dando leche y al medicarla podría envenenar a sus cachorros.

El funcionario reiteró que actualmente ya se tienen seis jaguares monitoreados mediante la colocación de un collar, cuatro hembras y dos machos en el municipio de Gómez Farías.

Este collar es satelital, por medio del satélite se puede ver la ubicación del jaguar, por ejemplo en Gómez Farías andan cerca del pueblo, nosotros tenemos un campamento, Los Cedros que está a 700 metros de la plaza principal y ahí en el campamento hemos atrapado dos hembras, entonces de esa manera sabemos por dónde andan todos los jaguares que tenemos con collar”, mencionó el Vocal Ejecutivo de la Comisión Estatal de Vida Silvestre de Tamaulipas.

Además de los que se tienen monitoreados en Gómez Farías han detectado más de veinte jaguares diferentes, los cuales no son cazados por la población porque saben que está penado.

La presencia de estos animales no representa un riesgo para la población, y no se tiene reporte de algún incidente pues el jaguar por lo regular rehúye al humano, un jaguar realmente se escabulle, nosotros cuando hemos soltado los jaguares no se van sobre nosotros, buscan por el lado que esté más libre”, concluyó. (http://www.excelsior.com.mx/)