Arizona.- Una mujer ha muerto en Tempe, Arizona, tras ser atropellada por un coche autónomo de Uber. El incidente supone la primera muerte de un peatón por un coche de conducción autónoma.

En el momento del accidente el vehículo se encontraba utilizando el modo de conducción autónoma, aunque había un operario de Uber al volante. La mujer habría cruzado la calle sin usar un paso de peatones, momento en el que habría impactado con el coche.

El portavoz de Uber ha informado que la empresa está “cooperando completamente” con las autoridades locales. Tras el atropello, la compañía ha suspendido todas las pruebas con coches autónomos en Tempe, Pittsburgh, San Francisco y Toronto

Este incidente es la primera vez que un coche autónomo mata a una persona, con lo que abre el debate sobre cómo depurar las responsabilidades. Hasta ahora, el único accidente mortal que implicaba a un sistema de conducción autónomo conocido era el de un hombre que murió tras estrellarse el Tesla en el que viajaba usando su piloto automático. (Economíahoy.mx)