Tamaulipas.- Usar cubrebocas es no confiar en Dios, y por eso el obispo de Ciudad Victoria, Antonio González Sánchez no lo utiliza, pues afirma que su fe está bien puesta en el creador.

En la misa de este domingo, el líder de la iglesia católica en el centro de Tamaulipas, expresó que anda con su rostro descubierto, aunque el día de mañana pueda contagiarse, pues su fe en Dios es más grande.

“Para mí, el famoso cubrebocas es no confiar en Dios, yo entiendo que a lo mejor mañana estoy enfermo, a lo mejor, porque no soy inmune a nada, pero yo generalmente así como ven mi rostro así ando casi siempre”, dijo González Sánchez.

“No es presunción, es gracia de Dios, ando así porque confío mucho en Dios”.

Aseguró que sus dicho no son una invitación a no usar cubrebocas, pero pidió a los fieles reflexionar al respecto: “No niego la situación, ahí está, pero la confianza en Dios ¿dónde queda?”. (expreso.press)