Usar el celular cinco horas o más al día conlleva un 43 por ciento más de riesgo de tener obesidad y por ende sufrir una enfermedad cardíaca.

Así lo informó una nueva investigación presentada en la ACC Latin America Conference 2019, que se celebra en Colombia.

“Es importante que la población general sepa y tenga en cuenta que, aunque la tecnología móvil es sin duda atractiva por sus múltiples propósitos, portabilidad, comodidad, acceso a innumerables servicios, información y fuentes de entretenimiento, también debe utilizarse para mejorar los hábitos y comportamientos saludables”, dijo Mirary Mantilla-Morrón, especialista en rehabilitación cardíaca pulmonar y vascular de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Simón Bolívar en Barranquilla, Colombia, y autora principal del estudio.

“Pasar demasiado tiempo frente al teléfono inteligente facilita los comportamientos sedentarios, reduce el tiempo de actividad física, lo que aumenta el riesgo de muerte prematura, diabetes, enfermedades cardíacas, diferentes tipos de cáncer, molestias osteoarticulares y síntomas musculoesqueléticos“, agregó.

En el estudio se analizaron a mil 60 estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad Simón Bolívar entre junio y diciembre de 2018.

El grupo de estudio estuvo conformado por 700 mujeres y 360 hombres con una edad media de 19 y 20 años, respectivamente.

Los investigadores encontraron que el riesgo de obesidad aumentaba en un 43 por ciento si se usaba un teléfono inteligente cinco horas o más al día, ya que los estudiantes participantes tenían el doble de probabilidades de tomar más bebidas azucaradas, comidas rápidas, dulces, bocadillos y de realizar menos actividad física. (Lopezdoriga.com)