Altamira, Tamaulipas.- Pescadores de la zona han optado por la captura, sacrificio y comercialización de la carne de cocodrilo, por lo que autoridades federales deben intervenir.

Debido a la gran cantidad de saurios que hay en lagunas y canales de la ciudad, no existe un control de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, lo que es utilizado por algunas personas para la captura clandestina de los animales acuáticos.

Víctor Javier Pérez Cruz, Bombero Vitalicio, manifestó que dicha acción no es nueva, sino que tiene varios años, pues ha sido un modo de vida para muchas familias.

“Las pieles las guardan a la antigüita, la ceniza la cal, pero sí, toda la orilla del río Tamesí lo hace, desde Tres de Mayo hasta Providencia y Naranjo, hay más de 10 a 15 gentes que viven de eso”.

Sostiene que las personas sacrifican el animal, de acuerdo al tamaño, proceden a comercializar la carne, la piel y aceite que se desprende; los costos varían de acuerdo la calidad.

“Hay personas que la vende entre 40 y 50 pesos el kilo, pero llega a costar hasta 80 pesos, en la zona a parte le sacan todo el aceite y lo compra mucho la gente de los ranchos para el asma para los niños, ayer ahí donde llegué me ofrecieron a 300 pesos el medio litro”.

Subraya que la denuncia ya fue emitida a las instancias federales y municipales, a fin de que se proceda, pero la recomendación es no matarlos ya que se trata de una especie protegida. (ElMercurio.com.mx)