Ciudad Madero, Tamaulipas.- Con el sabor tradicional pero con cubrebocas, es como en la panadería «El Gusto», ubicada Ciudad Madero, Tamaulipas, es como se elabora y comercializa el pan de muertos durante la pandemia del coronavirus.

Entre las conchas y los enamorados, el pan de muertos que lleva, entre el betún y el azúcar un sabor a naranja, se puede ver como en lo que es el rostro hay un cubrebocas.

El comerciante Sergio Armando Ostos, explicó que lleva el producto que lleva receta secreta, es para tratar de innovar y hacer conciencia de la importancia de cuidarse del virus oriental.

«Es haciendo ofrenda para todas las personas que nos han dejado y que han fallecido en sus actividades», detalló.

Cada pieza tiene un costo de 20 pesos, es suave y calientito sabe mejor, aunque al llevarlo a la mesa se le recuerda al cliente que debe hacer lo propio para evitar contagios.

Aunque las ventas no han sido las mejores a comparación de otros años, pues sus clientes potenciales eran los alumnos que armaban sus altares del día de muertos, el panadero espera que puedan tener un repunte en los próximos días.

«Es algo nuevo, no dejando lo tradicional del sabor, había que innovar y sabíamos que tenía que llamar la atención a las personas. Se podría decir que es un pequeño homenaje para las personas y médicos que han dejado su vida en su trabajo», finalizó. (heraldodemexico.com.mx)