Estado de México.- El Congreso del Estado de México, por mayoría, despenalizó la venta de alcohol a menores de edad, toda vez que ya no será considerado un delito sino sólo una falta administrativa.

Las reformas al Código Penal fueron enviadas al congreso estatal por el gobierno de Eruviel Ávila, bajo el argumento de que empresarios se quejaron que había extorsión por parte de autoridades al momento de verificar los establecimientos.

Luego de la aprobación de las reformas, el gobierno estatal envío un comunicado donde defendió la medida y aseguró esto no significa que se dejen de aplicar sanciones sino que seguirán en la esfera administrativa. E incluso añadió que los establecimientos que incurran en esa falta podrán ser clausurados de inmediato.

“No significa que se deje sin castigo la venta de alcohol a menores, para nada, se sigue protegiendo su integridad, solo que ahora, la venta de alcohol a menores de edad se sanciona como una falta administrativa, y se erradican los actos de corrupción o intentos de extorsión que aquejaban a los empresarios del sector por algunas autoridades abusivas”, explicó la consejera jurídica del gobierno mexiquense, Luz María Zarza Delgado.

En el comunicado, descartó que, como se ha comentado, pueda incrementarse el ingreso sin control de menores a centros nocturnos o antros, como han expresado algunos legisladores, pues el control se mantendrá y las supervisiones y sanciones continuarán aplicándose de manera estricta, pudiéndose clausurar de manera inmediata el establecimiento que incurra en esta grave falta.

En la discusión de las reformas al Código Penal, en el congreso estatal hubo voces en contra de la despenalización de la venta de alcohol a menores de edad por parte de diputados del PRD y PAN.

Diputados de Morena, en tribuna, calificaron como “una bajeza”, la propuesta del gobernador y que fue respaldada por el PRI para que la venta de bebidas alcohólicas a menos de edad deje de ser delito.

Por su parte, el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) emitió un comunicado donde dijo que se opuso tanto a la despenalización de la venta de alcohol a menores como que se permita expedir bebidas embriagantes durante la jornada electoral porque beneficia, aseguró, a un grupo de empresarios y no a la población en general.

Además de que, consideró, exponen a un sector vulnerable a daños de la salud, accidentes viales, violencia o actos delictivos por consumo de alcohol. (ElSiglodeDurango.com.mx)