Washington.- El presidente Barack Obama planea realizar una histórica visita a Cuba en las próximas semanas, indicaron funcionarios de alto rango del gobierno de Estados Unidos, convirtiéndose en el primer mandatario estadounidense en poner un pie en la isla en casi siete décadas.

La breve visita de Obama a mediados de marzo será un parteaguas en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, una nación comunista que se mantuvo separada de Estados Unidos más de medio siglo hasta que Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, dieron un paso hacia la reconciliación hace más de un año. Desde entonces, los países han reabierto embajadas en Washington y La Habana, y han avanzado hacia la restauración de los vuelos comerciales. La visita del presidente es vista como el siguiente paso para sanear la división.

La visita de Obama a Cuba será parte de un viaje a Latinoamérica que la Casa Blanca anunciará el jueves, señalaron los funcionarios, que pidieron mantener el anonimato porque el itinerario no ha sido anunciado de manera oficial.

Aunque desde hace mucho se esperaba que Obama visitara Cuba en su último año como mandatario, la idea de un viaje atrajo resistencia de quienes se oponen a lazos más estrechos con Cuba; incluidos los precandidatos republicanos a la presidencia.

El senador de Texas Ted Cruz, cuyo padre huyó a Estados Unidos de Cuba en la década de los 1950, dijo que Obama no debería visitar el país mientras la familia de Castro permanezca en el poder. El senador de Florida, Marco Rubio, otro hijo de inmigrantes cubanos, criticó al presidente por visitar lo que califica como “una dictadura comunista antiestadounidense”.

Con menos de un año en el poder, el gobierno de Obama está ansioso por realizar un rápido progreso en la construcción de los lazos comerciales y diplomáticos con Cuba. Tras negociaciones secretas entre sus gobiernos, Obama y Castro anunciaron a finales del 2014 que comenzarían a normalizar sus relaciones y meses después tuvieron una primera reunión cara a cara entre un presidente estadounidense y uno cubano desde 1958.

Los funcionarios no especificaron de inmediato qué cambió en las últimas semanas para autorizar el viaje, primero reportado por ABC News. Pero el martes, ambos países firmaron un acuerdo que reanuda la aviación comercial que comenzará a operar hacia finales de este año y eliminará un obstáculo importante que durante generaciones aisló a cubanos y estadounidenses de sus familias.

Se espera que cientos de miles de estadounidenses más por año visiten Cuba bajo el acuerdo, que dio paso para que el Departamento de Transporte estadounidense abriera una convocatoria para aerolíneas estadounidenses para asignar hasta 110 vuelos diarios de Estados Unidos a Cuba, más de cinco veces la cantidad actual. Todos los vuelos que se realizan entre ambos países actualmente son a través de chárteres.

El entonces presidente estadounidense Calvin Coolidge viajó a La Habana en enero de 1928 para dar un discurso durante la 6ta Conferencia Internacional de Estados Americanos, de acuerdo con la oficina de historia del Departamento de Estado, que registra los viajes al extranjero de presidentes y secretarios de Estado.

Como mandatario, Harry Truman visitó la bahía de Guantánamo, que es controlada por Estados Unidos, por lo que su viaje no fue considerado una visita de Estado. No se reunió con ningún funcionario del gobierno cubano, de acuerdo a su biblioteca presidencia. Jimmy Carter ha visitado la isla varias veces desde que dejó el cargo. (http://diario.mx/)