El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, entrega al Congreso el Paquete Económico, el cual propone un crecimiento del PIB de hasta 3.6%, una inflación de 3% y la transición hacia un precio libre de la gasolina

z luis videgaray 9 9 15

México.- Después de entregar el Paquete Económico a la Cámara de Diputados, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, precisó que los Criterios Generales Política Económica para el próximo año se basan en premisas realistas y prudentes.

«Se basa en estimaciones realistas no estamos haciendo estimaciones aventuradas, de que el gasto público pueda ser sufragado por eventos improbables en la economía nacional o internacional», afirmó el titular de Hacienda.

El Paquete Económico presentado tiene las siguientes estimaciones:

Un crecimiento real del Producto Interno Bruto -PIB- para 2016 de entre 2.6% y 3.6%.

Una inflación de 3%, en línea con la meta del Banco de México.

Una tasa de interés promedio de los Cetes a 28 días de 4.0%.

Un tipo de cambio nominal promedio de 15.9 pesos por dólar durante 2016 y de 15.7 por dólar al final de dicho ejercicio.

Y para estimar los ingresos petroleros para 2016 se utilizó un precio promedio de la mezcla mexicana de crudo de exportación de 50 dólares por barril.

Este nivel se precisó, mantiene la prudencia en un entorno caracterizado por excedentes globales en la producción de petróleo.

El secretario de Hacienda confirmó que para el año próximo el gobierno espera que haya un aumento en la plataforma de producción petrolera y no reducirla como lo están haciendo algunos países.

«No está previsto que México participe en ningún mecanismo de reducción de la producción».

El funcionario aclaró que en la propuesta de ingresos no se está eliminando ningún punto de la reforma fiscal ya en marcha pues es un pilar fundamental de este paquete económico y los ingresos que genera la reforma son sostén fundamental de la estabilidad macroeconómica.

«Será ahora una decisión del Congreso de la Unión las modificaciones o no al marco tributario, pero quiero confirmar aquí que el ejecutivo federal no está proponiendo de ninguna manera, el echar para atrás la reforma hacendaria y si estamos proponiendo algunas medidas de estímulo que han sido ampliamente estudiadas y propuestas por la sociedad civil incluyendo el sector agropecuario o el sector privado».

El titular de Hacienda expuso que está proponiendo al Congreso que México transite a partir de enero hacia un régimen de precio libre de la gasolina en beneficio de los consumidores anticipándose a lo que marca la reforma energética.

«A partir de 2016 el precio máximo de las gasolinas, esté vinculado al precio internacional esto con el objetivo de que el monto del impuesto que recauda el gobierno de las gasolinas se mantenga fijo y por lo tanto si hay disminuciones al precio de las gasolinas se transfieran al consumidor que no ha ocurrido este año».

Destacó que el gobierno está proponiendo al Congreso medidas para promover el ahorro y la inversión y estímulos para las pequeñas y medianas empresas.

Para promover la inversión, se permite temporalmente la deducibilidad inmediata de la inversión para las Pequeñas y Medianas Empresas, el sector de infraestructura de transporte y el sector energético.

Para promover la formalización, se realizará periódicamente un sorteo fiscal; se ajustarán los requisitos para acceder al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) para ampliar el universo de participantes, y se facilitará el otorgamiento de crédito a las PYMEs que cumplan con sus obligaciones fiscales.

«Estamos proponiendo algunas medidas puntuales que no contravienen la fortaleza fiscal generada por la reforma hacendaria».

En cuanto al Presupuesto se propone una reingeniería del gasto con un enfoque Base Cero y el fortalecimiento del Presupuesto basado en resultados con el objetivo de romper con las inercias de gasto generadas en años de altos ingresos petroleros.

El secretario de Hacienda aseguró que el paquete económico no incluye un mero programa de ajuste al gasto, sino contiene una reducción notable de las partidas presupuestales.

«Estamos reduciendo de manera relevante las partidas con las cuales las secretarías deberán operar desde el primer día. Este presupuesto implica un reto considerable para la administración pública federal, en 2016 que tendrá que convertirse en un gobierno menos costoso, en un gobierno más eficiente, que haga más con menos, habrá menos recursos en materia de servicios personales».

Dijo por ejemplo que en materia de gasto se reduce en 46% el presupuesto en materiales de oficina, baja en 13% el gasto en arrendamiento de oficinas y locales, baja del 14% en gasto para vestuario y uniformes y se reduce el gasto en 22% en subcontratación de servicios con terceros equivalente a mil 500 millones de pesos entre otros

Pero aclaró el presupuesto de gasto da prioridad a 605 programas sociales.

«En un escenario de reducción de gasto programable, se privilegia o se protege el gasto que conforme a Coneval, los programas que tienen la mayor incidencia o una mayor prioridad en el combate a las carencias sociales o el acceso a programas sociales».

El Gasto Corriente Estructural se reduce en 4.7% en términos reales, en comparación con el presupuesto aprobado para 2015. (http://noticieros.televisa.com/)