Rusia.- Rescatistas encontraron vivo a un bebé de 11 meses bajo los escombros del edificio residencial, que este lunes se derrumbó parcialmente por una explosión de gas en la ciudad rusa de Magnitogorsk (provincia de Cheliábinsk).

El estado de salud del menor —que sufrió un traumatismo craneoencefálico cerrado y congelación severa— se evalúa como muy grave y los especialistas lo evacuan a Moscú. Los médicos hacen un pronóstico positivo al respecto.

“Un bebé de 11 meses ha sido encontrado vivo bajo los escombros”, reza un comunicado del servicio de prensa del gobernador de la provincia de Cheliábinsk, Borís Dubróvski.

Anteriormente, desde el Ministerio de Emergencias ruso informaron que se trata de una bebé menor de un año.

La madre del niño está viva y ya llegó al hospital donde se encuentra su hijo, afirma el servicio de prensa del Ministerio de Emergencias.

El organismo indicó que el pequeño sobrevivió porque se encontraba en una cuna y estaba bien tapado con una manta. “El bebé estaba apretado contra el colchón, la manta —que lo protegía del frío de la losa de la casa— se arrugó”, indicó Piotr Gritsenko, responsable de los trabajos de emergencia en la zona.

“La cabeza estaba apretada por la puerta de un armario y la posición del cuerpo fue cercana a la ideal para mantenerse [con vida] tanto tiempo en el frío”, afirmó.

Se informa que mientras los rescatistas realizaban trabajos en el lugar del derrumbe uno de ellos oyó un llanto infantil. Cuando los especialistas bajaron la voz, el bebé también empezó a calmarse, pero cuando volvieron a hablar más alto el menor lloraba más fuerte. Con ayuda de los perros, los socorristas confirmaron que bajo los escombros estaba atrapado un niño y fue entonces cuando se puso en marcha un amplio operativo de rescate.

El número de fallecidos ha ascendido a 8
-Otras 36 personas siguen desaparecidas
-El derrumbe se produjo como resultado de una explosión de gas
-La explosión se registró cerca de las 06:00 de la mañana de este lunes (a las 01:00 GMT)
-48 apartamentos en los que vivían 120 vecinos resultaron dañados por la explosión
-En toda la provincia de Cheliábinsk se declaró el estado de emergencia
-Los trabajos de rescate se complican por un posible derrumbe de otras partes del edificio y por la baja -temperatura ambiental
-El gobernador de la provincia de Cheliábinsk, Borís Dubróvski, ha declarado este 2 de enero como día de luto en la región debido a la tragedia. (SinEmbargo.com.mx)