Tampico, Tamaulipas.- La violencia estalló en la cancha del estadio “Tamaulipas” nada más terminó el partido en el que Potros de la UAEM ganó el título del ascenso de la Segunda División; un grupo de pseudoaficionados invadió la cancha y propinó golpes a los espectadores en las gradas y los palcos, lo que originó la intervención de la Gendarmería Nacional y personal de seguridad.

Pocos minutos antes de que concluyera el partido, con empate a cero goles, un sector de la porra comenzó a encender bengalas, pero no invadieron el terreno. Sin embargo, tras la celebración del título por los jugadores de Potros, un grupo de aficionados comenzó a correr, sorprendiendo a las fuerzas de seguridad, dirigiéndose a los palcos donde se encontraba la porra visitante, y también al túnel, del que salieron huyendo con espanto los niños que al principio del encuentro salieron a la cancha con los equipos.

La ceremonia de premiación debió ser interrumpida, los jugadores visitantes se fueron al vestidor.

Jugadores celestes, directivos del plantel y de la Segunda División, además de aficionados espantados por la violencia, se congregaron en el centro de la cancha mientras la Gendarmería detuvo a dos tipos que causaron desmanes en los palcos y otros dos más que en el colmo querían robarse el trofeo de campeón.

De momento, los jugadores no han podido salir del estadio por cuestiones de seguridad y se encuentran custodiados por la gendarmería. (http://estoenlinea.oem.com.mx/)