En entrevista con “Ventaneando”, el cantante comentó que debido a la adicción de su hijo a la marihuana y al alcohol, tuvo que tomar medidas e internarlo en un centro especial sin su consentimiento

Ciudad de México.- Yahir abrió su corazón y habló de la felicidad que siente por ser papá otra vez, pero también confesó la pena que vive tras internar a su hijo Tristán en un centro de rehabilitación.

En entrevista con “Ventaneando”, el cantante comentó que debido a la adicción de su hijo a la marihuana y al alcohol, tuvo que tomar medidas e internarlo en un centro especial sin su consentimiento.

“Primero estuvo aquí conmigo, estuvimos tomando algunas asesorías profesionales. Después, se puso un poco más fuerte la situación y Tristán entró a un centro de rehabilitación”.

“No, con su consentimiento no. Lo que pasa es que tengo algunos amigos que trabajan en el centro, entonces fueron los que se acercaron a él, y bueno, no estaba ni enterado (Tristán) que iba para el centro”.

Yahir aseguró que él, y toda la familia están al pendiente de su recuperación. (Vanguardia.com.mx)