México.- Raul Cervantes, el Procurador General de la República, y el Fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, acordaron que Tomás Yarrington, el exgobernador de Tamaulipas que enfrenta cargos en México y Estados Unidos por delincuencia organizada y por realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita, sea extraditado primero con las autoridades de nuestro vecino del norte, y posteriormente trasladado a México temporalmente para que también sea juzgado.

Yarrington es acusado de recibir sobornos de los cárteles del Golfo y Los Zetas, y de lavado de dinero a través de diversas operaciones inmobiliarias.

No obstante, a pesar del acuerdo al que llegaró el gobierno de nuestro país junto con el de Estados Unidos, todavía se requiere de la aprobación de las autoridades judiciales italianas y del ministro italiano de Justicia para que se pueda concluir la extradición satisfactoriamente.

Los cargos que se le imputan al exgobernador fueron presuntamente cometidos durante su mandato cuando fungió como gobernador del estado de Tamaulipas bajo el cobijo del Partido Revolucionario Institucional entre los años 1999 y 2004. (DiarioDeMéxico.com)