Yeidckol Polevnsky, lideresa del partido gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), aseguró que decidió utilizar un avión privado para trasladarse durante la gira de campaña en Tamaulipas por su seguridad, pues recibió amenazas de muerte y dijo que fue ella quien pagó el viaje.

La presidenta nacional de Morena denunció que recibió llamadas telefónicas de números desconocidos en las que le advirtieron que si ponía un pie en el estado, sería asesinada.

«Les voy a decir un dato más importante: para que yo fuera a Tamaulipas recibí algunas cuantas amenazas, que si yo ponía un pie en Tamaulipas iba regresar en caja. Un tema que sí comenté, buscamos cómo resolver y cómo atender. No es un gasto que esté haciendo el partido en ningún momento», dijo en entrevista en el Senado de la República.

Polevnsky realizó un viaje en avión privado durante una gira de campaña por Tamaulipas en mayo, que tuvo un costo de 460,000 pesos (USD 23, 237), por los municipios de Tampico, Matamoros y Ciudad Victoria, publicaron los sitios web de Reforma y Proceso. En la lista también aparece la ciudad de Monterrey, en Nuevo León.

El video fue compartido por militantes de Morena en Matamoros que no están de acuerdo con la dirigencia de la ex presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de la transformación (Canacintra).

Lee: AMLO viaja en aerolíneas de bajo costo, pero la presidenta de Morena lo hace en vuelos privados de 460,000 pesos

La bitácora del vuelo LET4150 detalla que la lideresa del partido del presidente voló junto con el empresario tequilero Carlos Suárez, ex directivo de la cigarrera British American Tobacco, compañía en la que la hija de Polevnsky, Shirley Almaguer Camacho, se desempeñó como cabildera.

De acuerdo con Proceso, militantes de Morena reprobaron que su líder haga caso omiso de la encomienda presidencial de conducirse con austeridad, pues mientras el mandatario Andrés Manuel López Obrador, quien además de poner a la venta el ostentoso avión presidencial que se compró en anteriores administraciones, realiza sus viajes en aerolíneas comerciales de bajo costo.

El tabasqueño inició también un programa de recortes de gastos en las dependencias federales que contemplan la desaparición de asesores, personal de seguridad, choferes, y gastos personales como pago de celulares. (Infobae.com)