Tamaulipas.- La Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET) informó que a partir de ya los alumnos deben regresar a clases presenciales, pero en el 80% de las escuelas de Tamaulipas no tienen la capacidad de hacerlo debido a las carencias en infraestructura y hasta de agua.

Miguel Ángel Tovar, presidente de la Sociedad de Maestros y Padres de Familia en Tamaulipas, aseguró que las escuelas del estado se quedaron esperando los recursos de la secretaría para enfrentar las afectaciones en infraestructura, pero nunca llegaron.

“A la escuela que le fue mejor recibió trapeadores, escobas, cubetas y desinfectante, porque no hubo recursos”, aseveró, así que estiman que de las 5 mil 800 escuelas públicas en la entidad “apenas el 20% y, estoy exagerando, está en condiciones de estar en la modalidad presencial”.

Asimismo, señaló que la infraestructura a dos años de la afectación de la pandemia es factor para que las escuelas no estén al 100%, porque en cada ciudad de la entidad se tienen necesidades específicas.

“Por supuesto que no están listas, en Ciudad Victoria hay 146 escuelas y el 70% están en periferia de la ciudad y no tienen agua potable, lo cual es fundamental para el lavado de manos y la prevención de los contagios”, aseguró.

En Tampico, Ciudad Madero y Altamira se tienen otro tipo de necesidades ya expuestas a las autoridades de la Secretaría de Educación de la entidad, como la falta de energía eléctrica por el mal estado de transformadores.

“A eso vamos a sumarles el vandalismo realizado a muchas escuelas, ahora bien, no todas las instituciones tendrán insumos mínimos necesarios para hacer que el regreso seguro de los menores de edad”, recalcó.

Información oficial detalló que en el municipio de Tampico más de cien escuelas están listas para recibir a los menores de edad en las aulas, las restantes 56, van a trabajar a marchas forzadas para estar en condiciones físicas.

Un caso particular, es la primaria “Felipe de la Garza», ubicada en el Cascajal, en donde el director pidió permiso al municipio para conectarse en las instalaciones del parque 20-30, que está a un costado, con la intención de volver este día a clases, pero no tuvieron una respuesta satisfactoria; sin embargo, se pudieron conectar en las instalaciones de un kínder aledaño.

Los directivos van a necesitar de recursos, de insumos enfocados a la bioseguridad, los cuales van a tener que conseguir con actividades como ventas, loterías y otros eventos, además de las cuotas voluntarias de padres de familia. (www.milenio.com)