Reynosa, Tamaulipas.- La directora del DIF estatal, Omeheira López Reyna, dió a conocer que se está trabajando con varios procesos en pérdida de patria potestad, donde la mayoría son por casos de violencia contra los menores en el propio entorno de casa, “es un entorno bastante complicado, y es algo que tenemos que trabajar desde el hogar dónde si nosotros vemos y comprobamos cualquier tipo de acción dónde el niño sea sujeto, nosotros vamos a proceder a una perdida de patria potestad”.

Actualmente se está trabajando con más de 15 casos de posible pérdida de la patria potestad, aunque también destacó que durante esta administración se ha superado la cifra histórica que se mantenía en anteriores administraciones, gracias al trabajo coordinado con el Poder Judicial y con el DIF, quién les ha brindado la oportunidad a que más 52 niños que estaban esperando a que se resolviera su situación jurídica, ya puedan tener un hogar, “hubo administraciones pasadas dónde sólo hubo dos adopciones en un año. Nosotros estamos trabajando con casi 20 al año”.

En esta administración estatal, las adopciones de menores se han agilizado, aunque no se debe a que se haya cambiado el formato de adopción precisamente, lo que se hizo diferente, es que ahora a los padres adoptivos los preparan, “porque no buscamos los mejores niños, buscamos los mejores padres. Para los padres tenemos dos cursos, un curso para padres “hijos del corazón”, y después de haber adoptado o están en el proceso de adopción, reciben otro curso”.

Refiere que hay niños en proceso de adopción hasta los 12 años, y ya entrando a la etapa de la adolescencia es más difícil el proceso de adopción para ellos, pues para las parejas es más difícil el poder reeducarlos a esa edad, lo que representa un gran reto para el DIF el que estos niños puedan ser adoptados. (EnLineaDirecta.info)