Tamaulipas.- El sector agrícola y ganadero de Tamaulipas se adentra en la tecnología con drones especializados en la aspersión de fertilizantes, un equipo novedoso donde los empresarios del ramo regional, que incluye la zona norte de Veracruz, logran un ahorro de hasta un 30 por ciento en sus gastos.

Valentín Mota Bracamontes, asesor de ventas de Motores y Tractores del Golfo, empresa que a través de un consorcio con la marca DJI, se comercializa el equipo, declaró que el modelo con 6 años en México empezó a despertar mayor interés desde noviembre pasado, al ser ofrecido al sector de forma directa o en eventos, como el pasado congreso ganadero.

“Tiene una muy buena aceptación, el secreto es por el ahorro en insumos, una de las cosas que adolece el ganadero o agricultor. En porcentaje, por un tramo de una hectárea es de 30 por ciento de diferencia con el método tradicional, comparado con un tractor. Trabajamos con empresarios del ramo en Tamaulipas y el norte de Veracruz y se hace extenso nuestro territorio”, explicó.

Con sus especificaciones

El aparato se fabrica en China; en el país está disponible para venta con un valor de más de 500 mil pesos. Junto con todos sus componentes, se realiza una capacitación teórica y práctica, así como el mantenimiento.

Se cuenta con los modelos Agras T10, Agras T20 y Agras T30, utilizados en fumigación, aplicación de herbicidas en hectáreas de ganaderos y agricultores.

Entre las ventajas, se explicó, es más rápido, se ahorran insumos al regular la aspersión y sea uniforme, lo cual es una ventaja para los agricultores.

El uso es para control de herbicidas, potreros, control de plagas y maleza en cuanto a la ganadería. En la agricultura, se enfoca en fertilizantes e insumos para el cuidado del cultivo.

“Ayuda en la compactación de suelo al no meter un tractor a presión, al ser por el aire, la superficie queda igual y no se afecta al producto. Se ocupan a dos personas para la aspersión de 20 hectáreas promedio en dos horas. Con esto, estas ventajas son competitivas”, apuntó Mota Bracamontes. (www.milenio.com)