Altamira, Tamaulipas.- Una fuga de aguas industriales en la playa Dunas Doradas de Altamira, Tamaulipas, estaría poniendo en peligro el desove de cientos de tortugas loras que llegan a la costa del Golfo de México, y es que hay una ruptura en un ducto de la compañía Dynasol.

El encargado de la oficina de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Daniel Gómez, dio a conocer que la empresa ya fue notificada, así mismo, la Comisión Nacional del Agua para que se tomen las medidas pertinentes.

El funcionario explicó que se trata de una fuga en el ducto de descargas residuales que viene de la zona industrial y que debería de darse a 1.5 kilómetros mar adentro, sin embargo, un daño en el ducto está provocando que la descarga sea a unos metros de la orilla, lo que ha puesto de color negra el agua y la arena.

«La descarga debe de ser a más de un kilometro mar adentro pero tienen una ruptura aquí y se está haciendo la descarga en la zona de playa. Probablemente el color de la arena, sin ser precisos pudieran ser residuos de la propia descarga», indicó el encargado de PROFEPA en Tampico.

«Al final de cuentas son descargas residuales que deben de cumplir con parámetros, hay normas oficiales con las que deben de cumplir y las demás autoridades deben de participar», declaró para El Heraldo de México en el lugar de los hechos.

Reiteró que la situación es preocupante, pues la zona conocida como Dunas Doradas también es un espacio que es utilizado para el desove de tortugas lora «es una zona de desove de tortugas y estamos en la temporada importante de desove de tortugas y es una situación que puede provocar varios problemas», resaltó.

Además, en la zona cercana, se lograron percibir manchas negras en el agua y la arena, además de tambos abandonados que generan una contaminación al arranque de la playa. (heraldodemexico.com.mx)