Tamaulipas.- El Congreso de Tamaulipas analiza la Ley de Voluntad Anticipada, iniciativa que pretende definir qué tratamientos a seguir ante un posible deceso y de la que decidirán pacientes terminales o sus familiares.

Actualmente la cámara local de esta 65 legislatura se encuentra en medio de un conflicto legal, la Diputación Permanente del Partido Acción Nacional (PAN) recibió la propuesta de esta misma bancada que tiene que ver con el tema de respetar la decisión de las personas que padecen una enfermedad terminal.

¿Qué dice este proyecto de ley que involucra a pacientes terminales?

El diputado panista, Edmundo Marón, quien presentó esta iniciativa con el argumento de que resulta imperante que en Tamaulipas se expida un instrumento que contribuya a garantizar el ejercicio de los derechos de los enfermos en etapa terminal.

“Cada vez más los individuos que quieren asegurarse de que en la etapa final de su vida, se respeten sus decisiones sobre los tratamientos que desearían recibir, así como sobre los que rechazarían”, planteó.

Informó que esta iniciativa, buscar crear una ley de voluntad anticipada para enfermos en fase terminal, en la que se establezcan los derechos con los que cuentan estas personas y que ellos mismos decidan de forma previa el tipo de atenciones médicas que desean recibir.

Las opciones de estos ciudadanos puede ser solo recibir tratamientos paliativos si así lo deciden, es decir, aquellos que no adelantan ni retrasan el fin de la existencia y que tienen por objeto anular el dolor o bien, que este se vuelva tolerable en el lecho de muerte de una persona

“La acción legislativa que proponemos tiene como eje central la opción personal de decidir cuándo someterse a un tratamiento o procedimiento médico al momento de encontrarnos postrados ante una enfermedad en fase terminal”, anunció.

¿Quién puede decir y cómo hacer válida la iniciativa de ley?

El diputado local enfatizó que el asunto cobra trascendencia, sobre todo en aquellos casos en que existe ya un pronóstico de enfermedad incurable, progresiva y mortal, a corto o muy corto plazo de las personas.

“ ¿Tiene el paciente en fase terminal, con respuesta nula o escasa al tratamiento médico disponible, el derecho natural, irrestricto y exclusivo a decidir si autoriza o no a que los profesionales de la salud y sus familiares hagan todo esfuerzo posible para prolongarle su vida?, ¿deben los familiares más cercanos esperar a que el paciente no pueda ya expresar su voluntad al respecto, o debería este expresarla incluso anticipadamente?” ´planteó.

Antes estos cuestionamientos, la bancada panista propone esta ley que busca dar certeza ante un Notario Público la decisión del enfermo o de sus familiares directos en caso de que este ya no se encuentre en condiciones.

Derecho a una muerte digna y la ortotanasia, dice diputado

El legislador, representante de Tampico, destacó que la posibilidad de poder tener una muerte digna va más allá de una simple decisión de ayudar a la persona a morir como se maneja en el concepto de la eutanasia, en el presente proyecto, la muerte digna tiene como premisa la posibilidad de elegir a cuáles terapias someterse, de rechazar sufrimientos inútiles e insoportables para el paciente.

“Encontramos el concepto de la ortotanasia, misma que se define como la defensa del derecho a morir dignamente, sin el empleo de medios desproporcionados y extraordinarios para el mantenimiento de la vida”, explicó.

El Congreso de Tamaulipas analiza la Ley de Voluntad Anticipada, iniciativa que pretende definir qué tratamientos a seguir ante un posible deceso y de la que decidirán pacientes terminales o sus familiares.

Actualmente la cámara local de esta 65 legislatura se encuentra en medio de un conflicto legal, la Diputación Permanente del Partido Acción Nacional (PAN) recibió la propuesta de esta misma bancada que tiene que ver con el tema de respetar la decisión de las personas que padecen una enfermedad terminal.

¿Qué dice este proyecto de ley que involucra a pacientes terminales?

El diputado panista, Edmundo Marón, quien presentó esta iniciativa con el argumento de que resulta imperante que en Tamaulipas se expida un instrumento que contribuya a garantizar el ejercicio de los derechos de los enfermos en etapa terminal.

“Cada vez más los individuos que quieren asegurarse de que en la etapa final de su vida, se respeten sus decisiones sobre los tratamientos que desearían recibir, así como sobre los que rechazarían”, planteó.

Informó que esta iniciativa, buscar crear una ley de voluntad anticipada para enfermos en fase terminal, en la que se establezcan los derechos con los que cuentan estas personas y que ellos mismos decidan de forma previa el tipo de atenciones médicas que desean recibir.

Las opciones de estos ciudadanos puede ser solo recibir tratamientos paliativos si así lo deciden, es decir, aquellos que no adelantan ni retrasan el fin de la existencia y que tienen por objeto anular el dolor o bien, que este se vuelva tolerable en el lecho de muerte de una persona

“La acción legislativa que proponemos tiene como eje central la opción personal de decidir cuándo someterse a un tratamiento o procedimiento médico al momento de encontrarnos postrados ante una enfermedad en fase terminal”, anunció.

¿Quién puede decir y cómo hacer válida la iniciativa de ley?

El diputado local enfatizó que el asunto cobra trascendencia, sobre todo en aquellos casos en que existe ya un pronóstico de enfermedad incurable, progresiva y mortal, a corto o muy corto plazo de las personas.

“ ¿Tiene el paciente en fase terminal, con respuesta nula o escasa al tratamiento médico disponible, el derecho natural, irrestricto y exclusivo a decidir si autoriza o no a que los profesionales de la salud y sus familiares hagan todo esfuerzo posible para prolongarle su vida?, ¿deben los familiares más cercanos esperar a que el paciente no pueda ya expresar su voluntad al respecto, o debería este expresarla incluso anticipadamente?” ´planteó.

Antes estos cuestionamientos, la bancada panista propone esta ley que busca dar certeza ante un Notario Público la decisión del enfermo o de sus familiares directos en caso de que este ya no se encuentre en condiciones.

Derecho a una muerte digna y la ortotanasia, dice diputado

El legislador, representante de Tampico, destacó que la posibilidad de poder tener una muerte digna va más allá de una simple decisión de ayudar a la persona a morir como se maneja en el concepto de la eutanasia, en el presente proyecto, la muerte digna tiene como premisa la posibilidad de elegir a cuáles terapias someterse, de rechazar sufrimientos inútiles e insoportables para el paciente.

“Encontramos el concepto de la ortotanasia, misma que se define como la defensa del derecho a morir dignamente, sin el empleo de medios desproporcionados y extraordinarios para el mantenimiento de la vida”, explicó.

“Dejando que la muerte llegue en enfermedades incurables y terminales, tratándolas con los máximos tratamientos paliativos -que disminuyen el sufrimiento o lo hacen tolerable- de apoyo emocional y espiritual, para evitar sufrimientos, recurriendo a medidas razonables», añadió

Esta propuesta legislativa que contempla que los enfermos terminales en la que pueden decidir sus tratamientos en Tamaulipas, forma parte de la iniciativa a Ley de Voluntad Anticipada y que no es lo mismo que la eutanasia que se refiere a permitir la muerte de un paciente, sino a la elección del procedimiento médico para no caer en sufrimientos innecesarios o en situaciones donde se considere afectada su dignidad. (ElSoldeTampico.com)