Matamoros, Tamaulipas.- Dentro de la casa del migrante en Matamoros se atienden a por lo menos 100 personas a quienes se tiene que alimentar tres veces al día, lo que en ocasiones resulta complicado.

Lo anterior lo dio a conocer el administrador de la casa del migrante en Matamoros, Juan Antonio Sierra Vargas, y mencionó que es complicado el tema de los recursos porque son pocos.

«Al día tenemos que preparar 300 platillos de comida, ponen 10 kilos de frijol diarios, 5 kilos de arroz y por supuesto que se gasta mucho gas y energía eléctrica lo que sin duda nos pone en aprietos para poder solventar los gastos de operación», aseguró el administrador de la casa del migrante.

Además de los gastos normales en la casa del migrante ahora con la pandemia tienen que estar comprando más productos de limpieza así como cubrebocas, gel, y algunos otros implementos para evitar contagios de COVID-19.

Añadió que a parte de todo eso en esta temporada invernal han tenido que utilizar calentadores y esto eleva la cantidad que tienen que pagar de energía eléctrica. (www.posta.com.mx)