Reynosa, Tamaulipas.- El enfermero Luis Gerardo Ramos denunció a través de redes sociales que una señora lo atacó, arrojándole una botella de cloro encima, cuando acudió a una tienda de conveniencia en Reynosa.

El trabajador denunció que al llegar al establecimiento, con su uniforme y cubrebocas, la señora expresó que el personal de Salud es el causante de contagios en la ciudad.

“Nosotros no trabajamos matando personas, nosotros cuidamos a personas cuando más lo necesitan, ese es mi trabajo y el de muchos compañeros de esta ciudad, ¿creen que vaciándonos una botella de cloro nos vamos a desinfectar?”, expuso Ramos en su publicación.

El practicante de enfermería exhortó a la población a que se informen acerca del COVID-19, para que no se vuelvan a repetir actos como éste. Además, agradeció que sólo le llegó el cloro al uniforme y que no pasó algún daño más.

Agregó que la señora estuvo gritando que los enfermeros y en general el personal de Salud son los culpables de todo lo que está pasando, algo que él negó rotundamente.

“No somos culpables de que no se quieran cuidar y no lleven a cabo laos indicaciones que nos siguen dando, de quedarse en sus casas, en lugar de haberme vaciado esa botella de cloro a mí, lo hubiera vaciado en sus casas y se hubiera ahorrado esos pesitos que gastó para ella, puede que mañana le vaya a hacer falta”, puntualizó.

Subrayó que lejos de darle coraje, le da pena y tristeza que aún piensen que el personal de Salud “somos bichos infectando gente por doquier, me da tristeza que tengan que hacer este acto, por pensar que somos los culpables que las cifras en este país, en esta ciudad vayan a la alta y no se cuiden a sí mismos”.

Finalizó diciendo que los enfermeros ya no pueden salir a la calle por miedo a que le lancen una botella de cloro, “después no vaya a ser una botella de ácido”. (NoticiasDeQueretaro.com.mx)