Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La Fiscalía de Justicia de Tamaulipas concluyó que es falso el presunto ataque a balazos ocurrido el pasado fin de semana que denunció el alcalde morenista de esta capital, Eduardo Abraham Gattás Báez, quien el martes presentó una denuncia penal por estos hechos.

Mediante un comunicado, la dependencia concluye que los peritos encontraron que la escena del presunto ilícito, en el Fraccionamiento Valle de Pajaritos fue alterada, y que los balazos que se aprecian en el inmueble corresponden a un evento que ocurrió en un tiempo diferente al denunciado.

“De las primeras investigaciones se desprende que la hipótesis de una agresión directa es descartada toda vez que la escena fue modificada, aplicándose pintura en paredes y objetos donde presuntamente hubo impactos de arma de fuego, advirtiendo que fueron realizados desde hace tiempo”.

El lunes, cerca de la media noche, el edil morenista difundió un video acompañado con imágenes en las que dice que el pasado fin de semana sufrió un atentado de cinco disparos en su oficina y mostró las imágenes de cada uno de los impactos.

El martes acudió a la Fiscalía de Justicia del estado a presentar la denuncia por los hechos ocurridos en su oficina que, como se ve en el video, está en un sitio conocido como Plaza de Pajaritos.

La autoridad abrió una carpeta de investigación, por lo que policías investigadores y peritos se desplazaron al sitio para procesar el área, recabar evidencia y realizar estudios periciales de campo.

Los investigadores encontraron que las evidencias recabadas y el análisis del video difundido, hacen suponer que el hecho no ocurrió como lo presentó Gattás Báez.

“En las imágenes proporcionadas por el alcalde de Victoria a través de sus redes sociales, se puede apreciar un impacto en una puerta metálica de color blanco, el cual tiene rastros de óxido, y de acuerdo con las características propias de un impacto de proyectil de arma de fuego en las superficies metálicas, por la oxidación del metal y el desgaste de los bordes de entrada y salida de acuerdo con su trayectoria, se puede establecer que la temporalidad no corresponde al tiempo de los hechos que refiere en la denuncia presentada, sino a un evento diverso pasado”, concluye el peritaje.

Los detectives encontraron que la chapa de la puerta metálica fue cambiada recientemente, como se detectó al encontrar parte del dispositivo tirado junto a la puerta.

De acuerdo al comunicado, al ser entrevistados, los empleados de las dependencias que se encuentran en el mismo edificio y vecinos de la zona, rechazaron que el pasado fin de semana se registraran detonaciones de arma de fuego en el área, aunque señalaron que hace un mes en el sitio hubo disparos cuando policías estatales perseguían a civiles armados.

Concluye el boletín de la Fiscalía tamaulipeca: “Es de señalar que, uno de los trabajadores municipales entrevistados refirió que a finales de marzo se percató que la puerta metálica de servicio presentaba un orificio, y que esa puerta tenía más de un mes que no se utilizaba, por lo que desconoce la fecha exacta de los hechos en los que pudo suscitarse el impacto al inmueble”.

Hasta esta tarde, Gattás Báez no había reaccionado a las conclusiones del peritaje. (www.proceso.com.mx)