Reynosa, Tamaulipas.- Tras las denuncias que migrantes del campamento de Reynosa han hecho sobre el presunto abuso y secuestro de niños, el DIF Tamaulipas indicó que atendió la situación y envió a su personal especializado para dar atención.

En entrevista para MILENIO Televisión, la directora del DIF Tamaulipas, Diana Mata Monreal, indicó que una brigada se presentó en la Plaza de la República donde llevaron un equipo especializado e hicieron entrevistas a niñas, niños y adolescentes.

“Asistió un equipo formado por especialistas y se abocaron a hacer esta indagatoria. Hasta el momento con todas las investigaciones de campo, no hemos podido identificar un sólo caso que sea una situación presumiblemente de abuso”.

Dijo que hace unos meses identificaron a una adolescente en estado de depresión y la mamá pensaba que había sido objeto de alguna situación en su país de origen, pero al hacer la revisión no encontraron delito que perseguir, sólo se le dio la atención psicológica a la joven.

Anunció que en días siguientes se abrirá un refugio para niñas, niños y adolescentes no acompañados, donde darán servicios a los menores que están en una situación complicada.

Migrantes tienen miedo

Migrantes denuncian que tienen miedo pues al campamento han llegado personas que quieren secuestrar a los niños.

“De las 6 en adelante encerramos a los niños, ya tienen que estar con nosotros, ya no los dejamos salir a la calle porque es peligroso”, señala un padre de familia.

En el campamento de migrantes en Reynosa hay unos 3 mil migrantes, entre ellos 600 niñas y niños.

“Hemos hecho un chat de Whatsapp donde preguntamos y nos avisamos dónde están nuestros hijos. Hace unos días se rumoró que se habían llevado a un niño y las mamás andaban bien preocupadas”.
Cuentan que grupos de voluntarios de 40 personas se han organizado y que permanecen despiertos en las noches para cuidar a los migrantes. (www.msn.com)