Tamaulipas.- Las mujeres violentadas en Tamaulipas están aprendiendo a defenderse de sus agresores, mientras que en 2016 ninguna ratificaba la denuncia por maltrato de sus parejas, a la fecha un 70 por ciento denuncia y en el proceso desiste, pero desde un 30 a 40 por ciento se judicializan.

María Elena Figueroa Smith, Directora del Instituto de Mujeres Tamaulipas, dijo que las mujeres atendidas en casas violentas de septiembre de 2020 a enero son 2021 son mil 20 y el total de atenciones de orientación y apoyo son 11 mil 976.

La funcionaria advirtió que los datos son claros, ya que solo en la Casa Violenta de Victoria existen 187 denuncias en donde 71 de los casos se encuentran activas, 7 están judicializadas, 70 mujeres abandonaron al agresor, 8 siguen con el agresor as víctimas activas seis judicializadas de las 187 denuncias 70 abandonaron al agresor ocho siguen con el agresor y 109 no han contestado.

En el caso de la Casa violeta Tampico de las 173 denuncias recibidas, 101 están activas, 11 están judicializadas, hay dos sentencias y de las 173 denuncias 154 ya no viven con el agresor y 19 viven con el agresor.

“Es un camino que se tiene que recorrer, no es algo que de la noche a la mañana se va a tener, aquí lo importante es que hay un incremento en las denuncias que se judicializan”.

Dijo que la semana pasada tuvieron una sentencia por violencia familiar, logrando que la víctima recibiera una restitución de 100 mil pesos a la víctima, “los procesos son largos, pero eso antes no lo veíamos”. (expreso.press)