Tamaulipas.- Con el retiro del subsidio a los combustibles en la frontera de Tamaulipas, la Cámara Nacional de Autotransportes de Carga (Canacar) advirtió que aumentará el precio de los productos y servicios en Reynosa.

EL SOL DE TAMPICO informó que gasolineras de la zona fronteriza registraron un aumento considerable este sábado, en algunos puntos de casi cuatro pesos por litro.

El incremento obedece a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) suspendió el estímulo fiscal que se aplica a las gasolinas en la franja fronteriza, lo que deriva en el aumento en el consumo final a los usuarios

APENAS COMENZABA LA RECUPERACIÓN DEL CORONAVIRUS

El delegado de la Canacar en esta región, Edgar Zamorano, señaló que este aumento complicaría aún más el periodo de recuperación económica familiar en medio de la pandemia de coronavirus.

“Ahorita ya se están empezando a ver aumentos en el diésel, desafortunadamente, los costos del transporte tendrán cambios muy significativos porque el combustible es algo esencial”, informó.

Destacó que se buscan estrategias para aminorar el impacto, aunque la situación es complicada.

“Cada compañía desde lo particular está viendo y analizando cómo hacer para que sea lo menos, pero la verdad es que si habrá aumentos que se reflejarán en el ciudadano desde la venta de frutas, verduras, carne”, declaró.

TEMEN POR EL AUMENTO AL DIÉSEL

Los transportistas señalan que el diésel que se ofrece en Reynosa y en otros municipios fronterizos es uno de los combustibles que todavía cuenta con subsidios federales, a diferencia de las gasolinas que les fue eliminado a la primera hora del 2 de abril.

Actualmente, el precio del diésel ha registrado diversas variaciones, con una cotización actual de hasta 24 pesos por litro en la frontera de Tamaulipas en contraste con los menos de 20 pesos que llegó en el 2020.

“No sabemos cuánto tiempo pueda sostenerse el subsidio, además están los factores internacionales, todo lo que mueve los precios, lo que ocurra este mes será crucial para la economía”, afirmó.

“En la frontera el cambio será más drástico porque teníamos una tarifa preferencial con Estados Unidos, a diferencia del interior del país, donde los costos ya estaban altos desde hace algún tiempo”, añadió. (www.elsoldetampico.com.mx)