Tamaulipas.- En Tamaulipas el mapa delincuencial se ha reconfigurado mientras que el índice de delitos como homicidio doloso, secuestro, extorsión, tráfico de drogas han disminuido se han incrementado los delitos del fuero común en las zonas centro y sur de la entidad.

Según los informes del Sistema Nacional de Seguridad Pública, así como Estatal, de diversos organismos no gubernamentales sobre la seguridad y violencia en Tamaulipas es únicamente en Nuevo Laredo y una parte de la llamada de la frontera chica en donde persisten de manera más acentuada los delitos de secuestro, tráfico de drogas, homicidio doloso, tráfico de armas, personas y otros del fuero federal que se explica debido a los enfrentamientos de las organizaciones criminales que se disputan el control de la plaza.

Es en la ciudad de Nuevo Laredo y Mier en donde durante el pasado año se dieron los mayores enfrentamientos entre los carteles o bien con las instituciones armadas.

Las localidades de Reynosa, Matamoros, Río Bravo y San Fernando que en otro tiempo fueron escenarios de batallas entre las bandas delictivas o bien con el Ejército Mexicano, la Marina Armada de México, Policía Federal o la Policía Estatal ahora se advierte una relativa debido a que en estos las autoridades intensificaron sus operativos teniendo como resultado la detención de ocho de los 15 delincuentes más buscados en Tamaulipas.

Ante los golpes atestados a las bandas delictivas se advierte un incremento en los delitos del fuero común y es que ahora ante el desmembramiento de las bandas quienes formaban parte de ellas actúan en solitario para cometer delitos como narcomenudeo, el robo a casa habitación, robo a negocio, asalto a transeúnte para su subsistencia.

Es así que se observa un aumento de dichos delitos clasificados como del fuero común en Reynosa, Matamoros, Victoria, El Mante, Tampico, Madero y Altamira, particularmente.

Las alta cifras que se tenían en el delito de homicidio doloso eran resultado de los enfrentamientos y ejecuciones entre los carteles, mientras que los crímenes propios de la sociedad han bajado.

Pero dentro de todo esto la preocupación de las autoridades esta en el incremento de la violencia en contra de las mujeres e intrafamiliar.

Al respecto una muestra es que más del 80 por ciento de las llamadas que se reciben en el servicio de emergencia 911 son para denunciar violencia intrafamiliar, por parte de los vecinos de la mujer golpeada. (heraldodemexico.com.mx)