Tamaulipas.- Las lluvias registradas, principalmente en el norte del estado, resultaron benéficas para la siembra del sorgo y maíz por lo que se espera obtener casi 1 millón 700 mil toneladas en el caso del primer cultivo.

Ariel Longoria García, Secretario de Desarrollo Rural en el estado puntualizó que fueron casi 650 mil las hectáreas de sorgo las que se sembraron en el periodo otoño-invierno y que fueron favorecidas por las lluvias.

Por lo que, expuso, las precipitaciones pluviales y el clima fresco que se tuvo en municipios como Matamoros, Reynosa, y la parte de la Ribereña permitirán que se tenga una muy buena cosecha.

“Estamos hablando de más de 650 mil hectáreas de sorgo, ahorita es lo más común junto con el maíz, de las 650 mil hectáreas que se siembran en el periodo otoño-invierno, la mayoría son de sorgo”.

Señaló que en el caso del maíz blanco comenzará a trillarse durante los primero días del mes de julio, caso contrario con el sorgo donde ya se encuentra muy avanzada la trilla en el norte del estado. (enlineadirecta.info)