De acuerdo con un estudio reciente realizado por el Departamento de Genética y Biología Molecular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) a cargo de los investigadores Patricio Gariglio Vidal y Jaime García Mena, una molécula contenida en las uvas, moras y cacahuates, ayuda a inhibir el crecimiento y propagación de las células cancerosas.

De igual forma, se identificó que dicha molécula es capaz de eliminar la resistencia que se genera a fármacos que se utilizan en las quimioterapias, como el cisplatino, para tratar diferentes tipos de cáncer.

La molécula a la que se refieren los científicos es el resveratrol, el cual se produce de manera natural en varias plantas como respuesta a una lesión o cuando éstas se encuentran bajo el ataque de patógenos, tales como bacterias u hongos.

Se puede encontrar, como se mencionó anteriormente, en la piel de las uvas, las moras y en menor medida en los cacahuates, pero también en las frambuesas y los arándanos.

Actualmente el resveratrol se utiliza como método para tratar diferentes enfermedades o padecimientos como la aterosclerosis, el colesterol malo, diferentes cardiopatías, cáncer y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, además de que se ha comprobado su uso también para disminuir los niveles de glucosa, reducir la grasa corporal y prevenir los signos de envejecimiento en la piel.

El resveratrol lo puedes encontrar de forma natural en: uvas, frambuesas, arándanos y cacahuates.
Te podría interesar: Consumir mangos y plátanos verdes puede prevenir el cáncer de colon

Ahora bien, el centro de investigaciones indicó que al combinar esta molécula con el cisplatino, se elimina la resistencia que las células pudieron haber generado en un tratamiento de quimioterapia, lo cual ayuda a disminuir la cantidad de cisplatino administrado y reduce significativamente sus efectos secundarios, entre los que se encuentran los trastornos de la percepción y la audición.

“Al observar que esta combinación inhibía la proliferación celular y eliminaba la resistencia de las células, nos dedicamos a descifrar el mecanismo molecular por el cual el resveratrol quita los obstáculos para activar mecanismos de apoptosis”, señaló el doctor Jorge Arturo Hernández Valencia, quien detalló que el estudio se desarrolló en una línea celular de cáncer de mama resistente a cisplatino.

Al combinar el resveratrol con el cisplatino, se elimina la resistencia que las células pudieron haber generado en un tratamiento de quimioterapia.

Por último, el estudio, que se publicó en la revista científica Nutrients, demostró que el resveratrol propicia la muerte de células cancerosas (apoptosis) y disminuye la supervivencia de estas, esto gracias a que activa la proteína p53, conocida como el guardián del genoma, y sus genes, que bloquean el desarrollo tumoral de las células, aumenta la presencia de proteínas como BAX y disminuye la expresión de la proteína BCL-2. (LaVerdadNoticias.com)