Ciudad Victoria, Tamaulipas.- La “guerra” por el agua ya inició en la región del Altiplano tamaulipeco, donde campesinos de varias comunidades rurales clausuraron una toma ilegal de agua en el río Guayalejo que había sido instalada por los dueños de las huertas de limón y que habían secado este afluente.

Además exigieron que la Comisión Nacional del Agua en Tamaulipas, deje de otorgar permisos y deje de proteger a los productores que tienen tomas ilegales, ya que si continúan, amenazan con cerrar la carretera Ciudad Victoria a Tula.

“Los limoneros ya secaron la cascada del Salto y ahora están dejando secas las pozas de “Charco azul” principal fuente de abastecimiento para los pobladores de esa región de Jaumave.

Los afectados dieron a conocer que en varias ocasiones han retirado costales rellenos de tierra o arena que han sido colocados por los limoneros para acaparar la mayor cantidad de agua del río que se localiza a un costado de la carretera a Jaumave. (expreso.press)