Tampico, Tamaulipas.- El mar arrojó una incalculable cantidad de palizada, basura y chapopote a lo largo de la zona de bañistas de la playa Miramar en Tamaulipas, provocando el cierre parcial al turismo y una inminente contaminación; Pemex no ha emitido información sobre un derrame en la zona de la Terminal Marítima en el Río Pánuco.

El director de Protección Civil en el municipio, Romel Martínez Flores, reconoció que los desechos arrastrados por la corriente del Pánuco representan un riesgo para los visitantes.

Explicó que tras las lluvias que generó el Huracán Grace en diversas entidades del país, el agua arrastró todo tipo de basura, entre ella árboles, ramas, botes.

Sin embargo también hay una gran cantidad de chapopote que ha generado una tonalidad negra en el área de bañistas donde diariamente pasan miles de personas de distintas partes del país: «informarle a la ciudadanía de la prevención de que ingresen a la playa Miramar, vamos a tener una reunión para ver en cuánto tiempo vamos a ir limpiando la zona».

Por su parte la directora de Playa, Lorena Yolanda González López, reconoció que Miramar no se encuentra en condiciones para recibir a bañistas por el riesgo que representa la gran cantidad de basura y palizada que arroja el Río Pánuco.

Además de la palizada, pescadores de Ciudad Madero reportaron un derrame de hidrocarburo que emanaba de las instalaciones de la Terminal Marítima y de la Refinería de Petróleos Mexicanos.

La Secretaría de la Marina Armada de México aplicó un plan de contención, sin embargo, el producto aceitoso se acumuló en las orillas del río y también en las escolleras.

Hasta el momento Petróleos Mexicanos no ha emitido ninguna información respecto a la presencia de aceite y chapopote, solo trascendió la instalación de barreras en los alrededores de los buques petroleros ubicados en el río Pánuco. (heraldodemexico.com.mx)