Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Ante el inicio de la canícula y el intenso calor que traerán las altas temperaturas, en Nuevo Laredo se distribuyen mil 500 litros de agua en refugios temporales, así como 270 litros de agua con electrolitos diarios en puestos de hidratación, a través de tres unidades móviles ubicados estratégicamente en la ciudad.

El Gobierno municipal, por medio de la Dirección de Protección Civil y Bomberos (DPCyB), ha implementado esta medida con el objetivo de salvaguardar el bienestar de la ciudadanía y evitar los golpes de calor, deshidrataciones o cualquier otra situación que exponga su integridad.

El secretario del Ayuntamiento, Juan Ángel Martínez Salazar, reconoció el trabajo que realiza la DPCyB para brindar agua y mantener hidratados a los neolaredenses durante el periodo de la canícula, considerado el más caluroso del año.

“Es de admirar esta labor que realizan los elementos de PCyB que siempre están al pendiente de la ciudadanía y atenta a cualquier situación que pueda ocurrir en la ciudad, sin importar el clima ni la hora, es un gran compromiso que conllevan y cumplen sin distinción”, expresó el funcionario.

Por su parte, el director de PCyB municipal, Humberto Fernández Diez de Pinos, mencionó que la alcaldesa Carmen Lilia Canturosas Villarreal dio la instrucción de reforzar las estrategias para combatir la deshidratación y golpes de calor que causa la exposición prolongada al sol.

Añadió que se realizan operativos carrusel para abastecer las estaciones de hidratación y que cuenten con suficiente líquido para ofrecer a la población.

“Realizamos recorridos en los distintos lugares como parques, plazas, las afueras de los hospitales o construcciones y cualquier lugar donde la gente se exponga al sol para brindar a la ciudadanía electrolitos orales o agua, y así evitar cualquier contingencia que ocasione las altas temperaturas”, recalcó.

Los recorridos de las unidades de hidratación empiezan desde las 12:00 hasta las 17:00 horas, lapso del día en que, por lo general, la temperatura tiende a sobrepasar los 40 grados centígrados, debido a la canícula.

Las autoridades municipales recomiendan a la ciudadanía que, ante el intenso calor, a no exponerse por tiempo prolongado ante el sol, reducir la actividad física entre las 11:00 a 18:00 horas, usar ropa ligera y de colores claros, utilizar protector solar, tomar agua aunque no se tenga sed, por lo que hacen el exhorto a acudir a los puestos de hidratación móviles. (www.elsoldetampico.com.mx)