Jaumave, Tamaulipas.- Ejidatarios de municipio de Jaumave, Tamaulipas, protegen con machete en mano las tomas de agua del río Guayalejo. Aseguran que por una mala distribución de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) han perdido la posibilidad de sembrar maíz y frijol.

El representante de los inconformes, Pedro César Luna Reyes señaló que son 300 ejidatarios y 50 productores que residen en los ejidos de Jaumave, El Alamito, San Juanito, El Ingenio, Gustavo Cázares y Matías García los que se han organizado para evitar que les quiten el agua.

“Fue uno de los acuerdos de la asamblea, que se iban a colocar guardias en el lugar donde estaban las tomas para que no vuelvan a disponer el agua”, informó.

LLEVAN UNA DÉCADA SIN AGUA

El ejidatario explicó que hace unos 10 años, Conagua otorgó una concesión al ejido Monte Redondo, cuyos habitantes le rentaron el predio a unos empresarios dedicados a la siembra del limón, lo que propició que extrajeran mucho más agua del río Guayalejo, dejando al menos seis poblaciones sin medios para regar su siembra.

“Concesionaron agua que ya estaba concesionada. Le otorgaron la concesión a un ejido Monte Redondo pero el detalle es que ellos se lo rentaron a unos empresarios que son los que están sembrando el limón”, detalló.

“No tenemos agua para regar la superficie, estos señores nos están dejarnos sin agua, son seis ejidos la mayor parte se dedica a la siembra del maíz, el frijol y una parte de nogal”, agregó.

Hartos por no contar con agua, los productores retiraron unas represas del río, situación que molestó a los empresarios y se quejaron ante Conagua, por lo que la dependencia los convocó a una reunión que se realizó el pasado 2 de marzo.

“Sentimos que ha protegido a estas personas, nosotros tenemos mucho tiempo ante ellos con documentos, con oficios, pidiéndoles que se atienda el problema. Hoy que la gente ya se cansó, y tomó ciertas medidas como es el quitar unas represas que son ilegales”, señaló.

SIEMBRAN PARA CONSUMO HUMANO

Los productores se desesperaron pues para sembrar el maíz y frijol, que en su mayoría es para autoconsumo, requieren 780 litros de agua y apenas les llegan 170 litros.

“Ellos -los empresarios- empezaron a succionar más agua esto hace que baje el nivel del río y esto ocasiona que no llegue a ejidos como ‘El Alamito’ que es el más retirado, ellos tienen como cinco años que no siembran”, indicó.

A lo anterior, agregó que el conflicto se ha agravado con la fuerte sequía que atraviesa Tamaulipas.

MANTENDRÁN GUARDIAS CON MACHETES

Aunque hasta el momento no ha estallado la violencia, los ejidatarios acordaron en una asamblea que ante la falta de respuesta de Conagua mantendrán una vigilancia en las tomas que se ubican a unos cinco kilómetros de la cabecera municipal de Jaumave.

“No hubo acuerdo, mientras que no haya un acuerdo, la asamblea acordó que ellos no van a poder disponer del agua que estaban disponiendo porque en realidad necesitamos de 780 litros y la cantidad que entra es de 170 litros, no alcanza”, sostuvo.

El dirigente de los campesinos agregó que hasta el momento se mantendrán con esta medida y no contemplan escalar la protesta a bloqueo de carreteras. (www.elsoldetampico.com.mx)