Ciudad de México.- El Gobierno federal le debe bastante a los consumidores de cerveza en México, pues gracias a ellos y a su afición por esa bebida la recaudación de impuestos ha recibido un impulso.

La cerveza está gravada en México con el Impuesto Especial a Producción y Servicios (IEPS) con una tasa mínima de 26.5 por ciento, dependiendo de la graduación alcohólica del producto.

El IEPS se cobra también a diversos productos como gasolinas, tabacos labrados, bebidas alcohólicas distintas a la cerveza, juegos, apuestas y sorteos, bebidas energizantes y saborizadas, plaguicidas y alimentos no básicos de alta densidad calórica.

Sin embargo, sin considerar las gasolinas y los tabacos labrados, la cerveza es el producto que más ingresos genera al Gobierno federal cada año a través del IEPS.

Al cierre de 2015, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las cervezas generaron un ingreso de 29 mil 713 millones de pesos, mientras que un año atrás el monto ascendió a 28 mil 147 millones.

Productos como otras bebidas alcohólicas generaron el año pasado una recaudación por IEPS de 13 mil 300 millones de pesos, mientras que las bebidas saborizadas aportaron 21 mil 391 millones y los alimentos de alta densidad calórica, otros 15 mil 926 millones.

Hasta el cierre de agosto, el IEPS cobrado a la cerveza en México había generado 20 mil 730 millones de pesos, nuevamente, por encima de casi todos los productos gravados con ese impuesto.

El crecimiento en la recaudación del impuesto es todavía más notable si se considera que en 2010, la cerveza generó un ingreso de 20 mil 249 millones de pesos, 46 por ciento menos de lo que se obtiene ahora.

Fiscalistas señalan que el IEPS cervecero es uno de los impuestos más efectivos con los que cuenta el Gobierno federal.

“El consumo de bebidas alcohólicas, incluida la cerveza, siempre ha sido clave para la recaudación, aunque no generen ingresos tan elevados como otros impuestos.

“Sobretodo en una época de ingresos apretados por la caída de los ingresos petroleros, el gobierno debe estar agradecido con la recaudación que genera el mayor consumo de cerveza”, aseguró Martín Fierro, socio de RSM.

Además de la importancia de la recaudación, el especialista está en lo cierto al señalar que el consumo ha sido clave, pues éste ha repuntado poco a poco en los últimos años.

“El consumo de cerveza en México es de 60 litros per cápita y hace unos año era de 57 litros, la cerveza es la opción número uno de los mexicanos, es la bebida de moderación por excelencia”, afirmó Maribel Quiroga, directora general de Cerveceros de México.

Una de las razones del mayor consumo de cerveza en el País está asociado al surgimiento de los productos artesanales y de las microcervecerías que han ido ganando espacios en el gusto de los mexicanos.

“La cerveza artesanal ha tenido un crecimiento muy importante en México en los últimos 5 años, de muy pocas que había, ahora hay más de 300 microcervecerías en México, ubicadas en casi todos los estados”, afirmó.

Quiroga añadió que confía que el consumo de cerveza entre los mexicanos siga aumentando en los próximos años, sobretodo conforme sus propiedades y beneficios de su consumo en moderación vayan permeando entre los consumidores.

“La tendencia, tanto de cervezas tradicionales como las artesanales, es que seguirá aumentando su consumo, un tema esencial de riesgo es que los mexicanos sabemos muy poco de cerveza, pero confío en que irá cambiando”, apuntó.

Mientras sea con moderación y siga generando ingresos extraordinarios en la recaudación, el Gobierno no pondrá ni un solo pero a este tipo de bebidas. (http://diario.mx/)