Tamaulipas.- Una crisis por falta de lluvias mantiene preocupados a los productores del campo de Nuevo Laredo ya que las presas del norte de Tamaulipas casi están sin agua y cada vez escasea más el vital líquido, tanto para la siembra de granos como para alimentar al ganado.

«De nuestros ranchos más del 80 por ciento de las presas ya están secas, hay ganaderos que están llevando agua de la ciudad o de donde puedan para llevar a sus ranchos», dijo Felipe Fernández, presidente de la Asociación Ganadera

Incluso se ha perdido ya ganado por la falta de agua y a los productores del campo no les queda de otra más que reducir su hato ganadero, abaratándolo ya que es incosteable mantenerlos.

«Si se ha muerto ganado y algunos ganaderos están vendiendo parte de su ganado porque sale caro o muy caro sostenerlo con los precios tan altos de los alimentos», manifestó Fernández.

El presidente de la Asociación Ganadera dijo que por el monto el trasvase de agua que se hace de la presa la amistad de Coahuila a la Falcón en Tamaulipas no les beneficia, pues ellos tienen prohibido extraer agua del Río Bravo para el campo ya que este proceso se hace con el fin de satisfacer la demanda a uso doméstico.

«Es agua exclusivamente para las ciudades, nosotros, algunos que regamos del Río Bravo, ahorita tenemos prohibido sacar agua para el campo, está muy crítica la situación, en el mes de septiembre del año pasado no nos llovió y a parte que traíamos el año 2021 seco», destacó.

Finalizó diciendo que además el grano y alimento que traen de otras partes ya está escaseando, complicando más la situación por la que atraviesan. (www.info7.mx)