Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Ante la llegada de haitianos a la frontera, que ya rebasa la cifra de mil personas, la Diocesis declaró crisis humanitaria.

Por su estancia en los diferentes albergues, la Diócesis solicitó la ayuda de la población para ayudar a los migrantes haitianos con alimento, ropa y artículos de limpieza.

La Casa del Migrante Nazareth solicita desinfectantes, mascarillas, artículos de higiene personal( desodorante, papel higiénico, cepillo y pasta dientes, toalla sanitarias), desechables y medicina de primera mano.

Se estima que en próximos días lleguen más grupos de haitianos a la frontera y se rebase la cifra de 2 mil migrantes, todos ellos en busca de asilo en Estrados Unidos.

Cada haitiano se encuentra legalmente en territorio Mexicano por un permiso temporal emitido por el Instituto Nacional Migración. (www.posta.com.mx)