Tamaulipas.- En el Congreso buscan que las semanas de maternidad sean ampliadas a las madres de hijos que hayan nacido con algún tipo de discapacidad o requieran atención médica hospitalaria.

La propuesta de ampliar la licencia de maternidad busca que sean hasta ocho semanas posteriores al parto, expone la Diputada local de Morena, Esther García Ancira.

La salud del recién nacido es prioridad

Los argumentos de la diputada se basan en los cuidados por las condiciones especiales del menor, buscando preservar la salud del recién nacido, en atención al principio de progresividad.

El concepto de este principio es interpretado como el avance paulatino y constante, por medio del cual el Estado debe lograr gradualmente la plena efectividad en la protección al derecho humano a la salud.

Este principio deber ser garantizado mediante las medidas legislativas pertinentes.

Artículo 123 protege semanas de maternidad

García Ancira mencionó que en México el derecho a la protección a la maternidad se encuentra protegida en el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Este artículo establece que las mujeres trabajadoras gozarán forzosamente de un descanso de seis semanas anteriores a la fecha fijada aproximadamente para el parto y seis semanas posteriores al mismo

Durante este periodo la medre debe percibir su salario íntegro, la conservación de su empleo y los derechos por la relación de trabajo.

Por otro lado, la diputada hizo mención de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, donde establece que las mujeres disfrutarán de un mes de descanso antes de la fecha que aproximadamente se fije para el parto, y de otros dos después del mismo.

En Tamaulipas se cuenta con la Ley del Trabajo de los Servidores Públicos del Estado de Tamaulipas, la cual establece estándares vigentes acordes a la dignidad humana.

El contenido de esta ley se deriva de la interpretación armónica de la Constitución y la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.

En razón de lo anterior, la propuesta legislativa propuso no modificar la propuesta de elevar de 6 a 7 semanas el periodo de descanso previo y posterior al parto de todas las mujeres trabajadoras en condiciones normales de parto.

Los diputados consideraron que doce semanas de descanso, es un tiempo razonable para preservar la salud de la mujer, la del binomio materno infantil y la del recién nacido.

Sin embargo, el tema del aumento a 8 semanas de maternidad se centra principalmente en los hijos hayan nacido con cualquier tipo de discapacidad o requieran atención médica especializada. (elmanana.com.mx)