Ciudad Madero, Tamaulipas.- Un dinosaurio llegó al centro de vacunación contra Covid-19 en Ciudad Madero, Tamaulipas y como cualquier otro abuelito, se formó en la fila sorprendiendo a todos los presentes.

El simpático personaje tiene un nombre: Mardonio Rivera, un joven que decidió acompañar a su mamá disfrazado de un dino para alegrar la jornada de espera no sólo de quien lo vio nacer, sino de todos los adultos mayores que se encontraban en el lugar.

Poco antes de las 22:00 horas del martes 13 de abril, Rivera y su mamá se instalaron al exterior de la Unidad Deportiva de Ciudad Madero, arrancando las sonrisas de varias personas que ya hacían fila.

«Vengo acompañando a mi mamá y la botarga me la puse para distraer un poco a la gente porque se pueden estresar, que vean algo diferente que caras preocupadas y estresadas al pasar toda la noche aquí».

Rivera reveló que su madre le había tocó el número 275, por lo que lograron entrar a las instalaciones a temprana hora, antes de que se registraran las altas temperaturas y que resultan difíciles de soportar.

«Nosotros llegamos desde las 21:40 horas y aquí estuvimos todo este tiempo y hasta ahorita que ya casi nos toca pasar, me dieron el número 275, es el turno que le corresponde a mi mamá», expresó.

Fue así como el curioso dinosaurio logró darle la vuelta a la jornada de vacunación, alegrando a los abuelitos y demostrando una vez más, que pese a la difícil situación que se vive a diario por la pandemia, aun hay razones para sonreír. (www.elsoldemexico.com.mx)