Ciudad de México.- Diversas organizaciones empresariales, sindicales, de productores, el campo y el gobierno federal firmarán el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, el cual será anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto este lunes 9 de enero alrededor de las 13:00 horas.

Tras un ejercicio de consenso el gobierno federal y las organizaciones que participaron en este acuerdo lograron acuerdos para proteger la economía familiar, fomentar el empleo y la inversión, preservar la estabilidad económica y fomentar la legalidad y el Estado de derecho.

En materia de protección a la economía familiar, las organizaciones empresariales, sindicales, y de productores del campo y el gobierno de la República llevarán a cabo las acciones necesarias para evitar que se observe un incremento injustificado en los precios de los productos de la canasta básica.

En un borrador al que se tuvo acceso, quedó asentado que, el sector empresarial se comprometió a no incurrir en un incremento indiscriminado de precios de bienes y servicios, evitando repercusiones injustificadas o fenómenos de especulación, particularmente en el caso de los productos que forman parte de la canasta básica.

Asimismo, los sectores laboral y del campo, permanecerán atentos y vigilantes, a efecto de detectar y denunciar aquellos casos de abuso o incumplimientos a este compromiso.

Por su parte, el gobierno se comprometió a impulsar las acciones que permitan mantener la estabilidad de los precios de la canasta básica, a vigilar y sancionar cualquier abuso en los términos de ley. Así como a modernizar el transporte público y facilitar la movilidad urbana.

También trabajará para mejorar las condiciones de crédito a través de la Banca de Desarrollo, emprenderá las medidas que fomenten la inclusión laboral de los grupos vulnerables.

Además, realizará una campaña de información y facilitación para la entrega de recursos del sistema de ahorro para el retiro a adultos de más de 65 años que no lo hayan recibido y que tengan ese derecho y reforzará acciones en favor de la libre competencia.

Los factores de la producción se comprometen a seguir impulsando la recuperación del poder adquisitivo del salario mínimo.

Para fomentar la inversión y el empleo, en este acuerdo se plantea como objetivo principal impulsar los proyectos de inversión programados para 2017 y 2018, y fomentar nuevas inversiones en nuestra economía manteniendo la creación de empleos, el crecimiento económico y la competitividad.

En ese sentido, los sectores empresariales, sindical y del campo se comprometen a privilegiar la productividad como medio para impulsar el crecimiento, el desarrollo, la competitividad y la mejora de los ingresos de los trabajadores del país.

Para lograrlo se impulsará la inversión y el empleo por parte del gobierno federal a través de la Banca de Desarrollo, el Fondo Nacional de Infraestructura y las Asociaciones Público Privadas, así como con nuevos estímulos y procesos de simplificación que permitan más inversión, particularmente en favor de pequeñas y medianas empresas.

Habrá un Decreto que fomente la repatriación de capitales mantenidos en el extranjero y la implementación de las reformas estructurales que elevan la competencia y la inversión en sectores clave de la economía.

El tercer eje del acuerdo se enfoca preservar la estabilidad económica que permitirá impulsar la dinámica de todos los sectores sin deteriorar la posición fiscal del país.

Para lograr dicho objetivo se habrá de garantizar un creciente superávit primario, reduciendo el endeudamiento del Gobierno Federal, se refrendará el esfuerzo permanente por preservar la estabilidad económica que el gobierno federal ha construido en los últimos años a través de un buen balance de política fiscal, política monetaria, sistema financiero y reformas estructurales que se complementen con medidas de transparencia y combate a la corrupción.

Además, el Gobierno de la República ejercerá el presupuesto de manera clara, transparente y austera, cuidando en todo momento el gasto social. Se impulsará la plataforma de transparencia presupuestaria, incluyendo información sobre contrataciones gubernamentales.

Adicionalmente a los ajustes aprobados por el Poder Legislativo, el gobierno de la República establecerá otras medidas de austeridad, incluyendo reducir en 10 por ciento la partida de sueldos y salarios de servidores públicos de mando superior de dependencias federales, sin que estas medidas afecten los programas sociales.

Como parte de este acuerdo, se exhorta a los demás poderes de la federación, a los organismos autónomos, así como a los gobiernos locales, para que adopten medidas similares.

En este acuerdo, los firmantes rechazan todo medio ilegal para expresar malestar y reprobamos los actos de violencia, rapiña y vandalismo que afectan los derechos de terceros.

El Gobierno de la República, en coordinación con los gobiernos estatales y municipales, fortalecerá las medidas que tengan por objeto inhibir y sancionar hechos delictivos que atenten contra la integridad física de las personas y la propiedad pública o privada.

Asimismo, los tres niveles de gobierno impulsarán las medidas que tengan por objeto promover la cultura de la legalidad y la formalidad. Se fortalecerá el Estado de derecho para combatir la corrupción y aumentar la transparencia.

Para dar seguimiento a este acuerdo, así como a su impacto, habrá seguimiento a través del Comité Nacional de Productividad, en donde participan representantes del gobierno, de los empresarios, de los trabajadores, productores del campo y de la academia.

El Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar habrá de ser la hoja de ruta que nos permita mantener y ampliar la fortaleza de nuestro mercado interno contribuyendo a superar el panorama que tenemos frente a nosotros.

Así como los retos económicos para México no son menores, tampoco lo son las oportunidades de avanzar con pasos firmes en el compromiso de transformar a México. Tanto el gobierno como los sectores que participaron en este acuerdo, se dijeron conscientes de la magnitud del desafío pero más aún de nuestro potencial para superarlo.

El Acuerdo habrá de responder a la complejidad de nuestros tiempos, impulsando con toda determinación los proyectos que modernicen al país, salvaguarden el patrimonio de las familias y faciliten su desarrollo.

El acuerdo está firmado por el Presidente Enrique Peña Nieto, así como por Juan Pablo Castañón, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial; Abel Domínguez Rivero, Presidente del Congreso del Trabajo; Manuel Herrera Vega, Presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos; Manuel Humberto Cota Jiménez, Secretario General de la Confederación Nacional Campesina.

Enrique Guillén Mondragón, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación; Carlos Aceves del Olmo, Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México; Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo; Isaías González Cuevas; Secretario General de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos; Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana; y Rodolfo González Guzmán, Secretario General de la Confederación Regional Obrera Mexicana. (RadioFormula.com.mx)