Tampico, Tamaulipas.- Fue el 30 de abril de 1966, el día en que por primera vez el Coloso de la Unidad Nacional, el imponente Estadio Tamaulipas abrió sus puertas a toda la comunidad futbolera del sur del Estado.

En una noche de verdadera fiesta para Tampico y Madero engalanada con fuegos artificiales y múltiples personalidades del futbol mexicano, el equipo de dos ciudades se enfrentó al Mónaco de Francia en lo que fue el primero de los miles de compromisos que se disputarían en la casa de la Jaiba Brava.

El Estadio Tamaulipas, ha sido sede de la Selección Mexicana en una ocasión, en un partido amistoso contra la Unión Soviética en 1992.

Así mismo, la casa de la Jaiba Brava de Tampico Madero ha sido el escenario de la Tercera División, Segunda División, Primera División y Ascenso MX.

También, ha contado con varias finales en su haber, como la final Prode en 1985, en donde Tampico Madero se enfrentó al Club América y la final del campeonato México 86, en donde la Jaiba Brava se enfrentó a Monterrey. La más reciente de todas, la final por el ascenso de categoría de a la división de plata del futbol mexicano ante Potros UAEM.

Actualmente y después de una necesaria remodelación, el estadio Tamaulipas cuenta con una capacidad de 25 mil espectadores y sigue siendo casa del Tampico Madero en el Ascenso MX y después de muchos años, regresó también la actividad de la Copa Mx.

Además, cuenta la leyenda, que este estadio une la pasión de dos ciudades, pues es anécdota reconocida que la mitad del estadio Tamaulipas está construida sobre la ciudad de Tampico, y la otra mitad, sobre Madero. (ElMercurio.com.mx)