Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El Consulado de los Estados Unidos cerró de manera indefinida las oficinas que hay en el municipio de Nuevo Laredo, mientras que el Departamento de Estado permitió la salida de su personal y de paso alertó a sus ciudadanos para que no viajen al estado de Tamaulipas.

La determinación es el resultado de los ataques armados que miembros del Cártel del Noreste hicieron contra las instalaciones estadunidenses en una afrenta a las autoridades federales mexicanas por haber detenido a su máximo líder, identificado como Juan Gerardo Treviño Chávez “El Huevo”.

«El Departamento de Estado autorizó la salida del Consulado General de los EU en Nuevo Laredo del personal del gobierno de los EU que no sea de emergencia y familiares elegibles debido a las condiciones de seguridad», indica un comunicado que el consulado emitió.

Y agrega: “Los servicios consulares de rutina en Nuevo Laredo no estarán disponibles hasta nuevo aviso”.

Desde el 14 de marzo de este año el órgano de administración pública de los Estados Unidos anunció la suspensión de toda actividad y durante los días subsecuentes se repitió hasta que finalmente decidieron suspender de manera indefinida sus labores.

La dependencia también alertó a sus ciudadanos a abstenerse a viajar a Tamaulipas ante la inseguridad que en los últimos días se estaba viviendo en la frontera de Nuevo Laredo.

Las agresiones que tuvieron las instalaciones del Consulado ocurrieron la madrugada del 14 de marzo por parte de sicarios pertenecientes al Cártel del Noreste en respuesta a la detención que hizo el Ejército Mexicano en contra de su líder, Juan Gerardo Treviño Chávez “El Huevo”.

El ataque causó terror entre los ciudadanos después de que tomaron las calles e incendiaron camiones, autobuses y vehículos particulares, además de agredir a familias de los soldados.

El 15 de marzo las autoridades mexicanas entregaron a sus similares de Estados Unidos al detenido ya que era requerido por 11 cargos, de los cuales tres son de cadena perpetua.

URGE UNA REUNION BINACIONAL

La suspensión indefinida de servicios del Consulado de Estados Unidos en Nuevo Laredo y la alerta de no viajar a Tamaulipas, es un punto que afecta demasiado al comerció de esta frontera por lo que urge que tanto el gobierno federal como estatal convoque a una reunión funcionarios de los Estados Unidos y puedan resolver la situación que está imperado, expresó Julio Almanza Armas, presidente de la Federación de Cámara de Comercio.

Se requiere ahorita tanto el gobierno federal como el gobierno estatal pues acercarse al Departamento de Estado y buscar alternativas para dar la seguridad en este caso a la frontera norte de Tamaulipas”, dijo.

Recordó que desde hace años, levantó la mano para solicitar apoyo internacional por la magnitud y celeridad que está viviendo el estado.

Independiente nos afecta como sociedad y eso demuestra que las cosas no están bien, ya lo hemos venido señalando. Propondría una reunión convocada por el gobierno federal, estatal con los funcionarios agencias americanas para que en conjunto se busquen estrategias para garantizar la seguridad de los consulados y así poder a la brevedad restablecer la actividad de ellos”

A nosotros no nos conviene nada como comercio que estén diciendo que no vayan a México esto nos viene afectar directamente a nuestra economía si venimos pasando por una situación de covid y apenas estamos empezando a tratar de recuperarnos y esto pues no nos ayuda en nada”, detalló.

Almanza Armas agregó que una vez que tuvo conocimiento de la alerta para no viajar a Tamaulipas comenzó tener una constante comunicación con el presidente de comercio de Nuevo Laredo y que van con la finalidad de buscar propuestas y soluciones.

En días pasados el consulado estadounidense suspendió sus actividades de manera indefinida luego de que un grupo de pistoleros del Cártel del Noreste disparó contra sus instalaciones en respuesta a la detención que el Ejército Mexicano hizo de su líder Juan Gerardo Treviño Chávez “El Huevo”. (www.excelsior.com.mx)