Tamaulipas.- En Tamaulipas se comenzó con el sistema presencial luego de la baja en contagios, pero aún hace falta ocupar 800 vacantes de trabajadores de la educación en instituciones públicas de toda la entidad.

Se trata de docentes que se jubilaron, renunciaron o por temas de fallecimiento, así que “se deben cubrir lo más pronto posible para tener cubiertas las clases”, aseguró Rigoberto Guevara Vázquez, secretario general de la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

“Se está trabajando en la convocatoria de promoción vertical, estamos necesitando en este inicio de año 800 trabajadores de la educación por todas estas situaciones que normalmente ocurren con las jubilaciones y ahora con la pandemia”, manifestó.

La demanda del magisterio en la entidad es a la Secretaría de Educación, así como al Servicio Profesional Docente, con el fin de que se bajen en tiempo y forma las bajas, lo cual va a generar que se puedan cubrir las vacantes lo más pronto posible.

“Lo que buscamos es que se validen las bajas que tienen en las diversas instituciones de Tamaulipas y que se cubran todas las vacantes, será la forma en que se podrá hacer la convocatoria y que los maestros, directores, alumnos y padres de familia no tengan ningún problema”, sentenció.

Detalló el líder del SNTE en la entidad que hay 60 mil trabajadores de la educación en activo en las instituciones y 20 mil jubilados.

Respecto a los 5 mil 200 maestros que estaban en el formato de tiempo completo, dio a conocer que esperan que así se mantengan ya que el Presidente Andrés Manuel López Obrador recalcó que el sistema se iba a mantener.

“En el caso de los maestros que tienen doble plaza, se les buscará aprovechar en escuelas en un programa que ya acordamos, para que se vea beneficiada la institución”, puntualizó Guevara Vázquez.

Indicó que van a esperar la determinación de las autoridades federales, pero lo que se espera es que las escuelas de tiempo completo se vayan a mantener, pero mediante un cambio de formato como si se tratara de un programa social.

Se tiene conocimiento que, en escuelas del estado, los maestros comenzaron a buscar los procesos de jubilación durante el proceso de la crisis del covid-19 por temor a contagios y afectaciones a su salud.

Durante los últimos dos años se registró el fallecimiento de directores, docentes y personal administrativo; sin embargo, los contagios más recientes de maestros no tienen tantas complicaciones, no ha habido necesidad de internarse en unidades hospitalarias. (www.milenio.com)